El Gobierno venezolano se solidariza con los "indignados" de los países capitalistas

Caracas, 28 feb (EFE).- El Gobierno de Venezuela se solidarizó hoy con los "indignados" de los países "capitalistas del norte" y afirmó que al contrario que en Europa, donde "la recesión económica se ha traducido en regresión social", en Venezuela la riqueza se gasta en atender "las necesidades" populares.

Con estas palabras el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, se refirió a lo que definió como el "proceso de autodestrucción económica y social" en zonas dominadas "por el neoliberalismo", durante una rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional en la que presentó unos positivos indicadores económicos.

En Venezuela, aseveró, "ya es una tendencia histórica firme que la riqueza que produce la nación es para garantizar" la satisfacción de "las necesidades" populares.

Al hablar de los "indignados", Jaua manifestó sus "esperanzas en el despertar de todos los pueblos del mundo" y su "solidaridad y respeto" con los que "han decidido no quedarse callados y luchar de pie por ejercer y conservar sus derechos".

El vicepresidente comparó la situación económica en las "sociedades capitalistas del norte" con la de Venezuela, donde, según dijo, el presidente Hugo Chávez prometió a comienzos de 2011 que se retomaría "la senda del crecimiento y así fue".

"Mientras el capitalismo en Europa y EE.UU. se derrumbaba sobre los hombros de los trabajadores y de los indignados", insistió Jaua, la economía venezolana creció un 4,2 %, "superando la meta del 2 %" establecida en el presupuesto de la nación.

Además, destacó que "la recaudación no petrolera" superó la meta en un 33 % y se situó en el equivalente a 34.200 millones de dólares, y el ahorro aumentó un 47 % con respecto al 2010 y llegó al equivalente a 111.162 millones de dólares, la mayoría captada por la banca estatal.

El desempleo cerró el año pasado en 6,2 %, casi diez puntos porcentuales que el 16,1 % del inicio del Gobierno de Chávez, en febrero de 1999, y el salario mínimo se duplicó desde entonces y consta ahora "entre los más altos de América Latina", al pasar de 182 dólares en 1999 a los 360 dólares de la actualidad.

Dijo, asimismo, que en 2011 "Venezuela actuó para neutralizar los intentos de desestabilización de la cohesión" en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ayudó a evitar una sobreoferta del crudo y con ello un derrumbe del precio del barril.

Así, agregó, el precio del barril nacional de exportación alcanzó un promedio anual de 101,8 dólares, frente los 70,47 dólares de 2010, y se certificó que Venezuela posee la primera reserva mundial de crudo, con unos 297.000 millones de barriles.

Igualmente afirmó que durante 2011 se nacionalizó la exploración y comercialización del oro y, adicionalmente, se trajeron a las bóvedas del Banco Central 170 toneladas de oro sacadas, según dijo, "indebidamente" del país antes de la llegada de Chávez al poder.

0
comentarios
Ver comentarios