Correa acusa de "inconsistencia y doble moral" a la CIDH

Asunción, 29 oct (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, acusó hoy a la CIDH de "inconsistencia y doble moral" por su interés en los presuntos casos de violación de la libertad de expresión en el país y no en los "más de 12.000 juicios por injurias a ciudadanos comunes" abiertos en el país.

Correa dijo en una entrevista con Efe en Asunción que los integrantes de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) "siempre son bienvenidos" al país, aunque se quejó de que la Corte a su juicio presta solo atención a "la burguesía, los dueños del gran capital", y no a la ciudadanía.

"Cuando en 1999 congelaron los depósitos de los ecuatorianos para ayudar a los banqueros, la mayor incautación de bienes privados en la historia del país, rompiendo todo derecho de propiedad, la Constitución, tratados internacionales, tampoco fue la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", denunció.

Además, le pidió a la CIDH que, en caso de desplazar a una delegación a Ecuador, emita recomendaciones que "no sean interpretativas".

"Cuidado se deje manipular por las mentiras. Cuidado que (los medios de comunicación) tienen gran capacidad de manipulación", indicó.

Correa participó hoy en la XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra en Asunción.

El martes pasado en Washington representantes del Gobierno ecuatoriano mantuvieron en una audiencia ante la CIDH que en Ecuador se respeta plenamente la libertad de expresión, mientras que grupos de periodistas denunciaron presión por parte del Ejecutivo, "estigmatización" y ataques "sistemáticos".

Los periodistas hicieron referencia al caso de Emilio Palacio, excolumnista de El Universo, y de los directivos del diario, sobre quienes pesa una sentencia de tres años de cárcel y 40 millones de dólares por una demanda interpuesta por Correa por una columna que consideró injuriosa.

Ese caso es analizado actualmente por la Corte Nacional de Justicia de Ecuador.

En los próximos meses también se juzgará una demanda presentada por Correa contra Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro "El Gran Hermano", que mantiene que el hermano del presidente, Fabricio Correa, les dijo que el mandatario sabía de los contratos que él tenía con el Estado, algo que Correa niega y por lo que reclama 10 millones de dólares por daño moral.

Sobre ese caso, el presidente ecuatoriano indicó este sábado que "en ese libro hay grandes calumnias" que él no está dispuesto a aceptar.

"¿Por qué yo tengo que aceptar esas calumnias? Acaso por ser presidente dejo de ser humano, de tener honor, familia que lee esas porquerías. Que demuestren que yo sabía de los contratos de mi hermano", concluyó.

0
comentarios
Ver comentarios