Puede obesidad provocar hemorragia cerebral o la muerte, advierten

* Obesidad debe ser tratada por bariátras, no por nutriólogos

Por Marypaz Monroy V.

México, 31 Jul. (Notimex).- El presidente del Colegio Mexicano de Bariatría, David Montalvo, señaló que cuando la obesidad se complica con dislipidemias e hipertensión, se acelera el proceso de formación de colesterol en la circulación arterial y puede llegar a provocar infarto, hemorragia cerebral o la muerte.

De ahí la importancia de que una persona con obesidad o sobrepeso sea atendida por un especialista en Bariatría, pues son los médicos preparados para controlar y dar tratamiento contra esa enfermedad, destacó en entrevista con Notimex.

El especialista aseveró que por definición la obesidad es una enfermedad, y "los únicos autorizados legalmente para atender enfermedades son los médicos titulados y con cédula profesional".

Un nutriólogo no "tiene los conocimientos para detectar ni atender las complicaciones de la obesidad", ni de cualquier otro padecimiento que se pudiera presentar durante la atención contra este mal, expuso.

Montalvo Castro añadió que

Por eso si el obeso acude con el nutriólogo en lugar del especialista en Bariatría, pierde "una excelente oportunidad de frenar los padecimientos" que el licenciado en Nutrición no podrá detectar.

El presidente del Colegio Mexicano de Bariatría, quien ha sido reconocido por la Sociedad Latinoamericana de Aterosclerosis por su desempeño en el tratamiento de la obesidad, enfatizó que la participación del nutriólogo en la lucha contra esa enfermedad sólo debe darse bajo la supervisión de un médico.

Subrayó además que la obesidad es una enfermedad que no tiene cura y que cuando tiene complicaciones con otros padecimientos, puede provocar la muerte.

Una persona obesa puede presentar complicaciones en la mayoría de los aparatos y sistemas del organismo, lo que puede generar consecuencias como diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias, accidentes vasculares, infartos y lesiones en articulaciones.

Además de compactación de la columna vertebral, disnea (dificultad para respirar), apnea del sueño, estrías en la piel, aplanamiento del arco plantar (pie plano), disminución de libido, trastornos digestivos, quistes ováricos, alteración del ciclo menstrual e infertilidad, así como cáncer de ciertos tipos, entre otras.

El experto señaló que aun cuando es un padecimiento incurable, la obesidad se puede controlar mediante el cambio de estilo de vida, ya que si se regresan a los malos hábitos, la persona "volverá a obesificarse".

Lo único que puede garantizar que una persona no vuelva a subir de peso es el "cambio en el estilo de vida", subrayó.

Montalvo Castro alertó que de seguir en aumento los casos de obesidad, en un futuro próximo la demanda de atención médica por esa enfermedad será enorme en el sector salud.

"Si consideramos que en la actualidad se calcula que 70 por ciento de la población mexicana es obesa y somos 112 millones de habitantes, no habrá dinero suficiente para dotar de medicamentos, ni personal médico, ni hospitales para atender a 78.4 millones de pacientes obesos", alertó el galeno.

Recordó que existen dos tipos de obesidad: la endógena que es el resultado de alguna terapéutica aplicada a un paciente, y la exógena que se da en personas clínicamente sanas que acumulan un exceso de grasa por inadecuados hábitos alimenticios.

Tanto la endógena como la exógena representan un riesgo importante para la salud, ya que ambas pueden provocar complicaciones, no obstante la primera puede ser más difícil de tratar, consideró.

Por ello el especialista insistió en la necesidad de que la obesidad sea tratada por un bariatra, quien requiere dos años más de estudio luego de haber terminado la carrera de Medicina.

Refirió que en México, el primer curso de Nutrición Clínica y Bariatría se impartió hace 18 años por los doctores René Chavarría Morales y Manlio Fabio Blanco Cantero, quienes se dieron cuenta del incremento gradual de la obesidad y se abocaron a recopilar la información para la creación del programa de estudios de posgrado en esa disciplina.

El médico indicó que conforme avanza la investigación científica internacional, el posgrado ha tenido cambios y adecuaciones a fin de otorgar a los alumnos la información más reciente y actualizada.

"Necesitamos más bariatras en México y en el mundo", subrayó para luego destacar que el incremento de la obesidad creó la necesidad de preparar médicos especialistas en su atención.

Sobre el Colegio Mexicano de Bariatría, explicó que está enfocado en difundir la existencia de esta especialidad entre la sociedad, es el organismo cúpula que controla y dirige a otras organizaciones como el Consejo Mexicano de Médicos Bariatras y demás asociaciones en esa disciplina.

Uno de los objetivos del colegio es evitar que los adultos actuales se conviertan en la primera generación de mexicanos en que los padres entierren a sus hijos, debido a que la obesidad cada vez más se presenta en la población infantil.

"Nuestro compromiso es ofrecer a la población un tratamiento serio, científico, real y definitivo para detener el avance de la obesidad, así como reducir el daño que esta enfermedad devastadora tiene en todos los aspectos de la vida", añadió.

NTX/MPZ/CHA

0
comentarios
Ver comentarios