Lucha por la hegemonía de Moto2 y para doblegar a Terol en los 125 cc

Estoril (Portugal), 28 abr (EFE).- El Gran Premio de Portugal de Moto2 que se disputa este fin de semana en el circuito de Estoril verá la lucha que protagonizarán un buen ramillete de pilotos por la hegemonía en su categoría, en tanto que en los 125 c.c. todo el interés estará centrado en intentar doblegar a su sólido líder, el español Nicolás Terol (Aprilia).

El piloto de la escudería Aspar ha conseguido dominar con autoridad el inicio de campeonato y si bien en entrenamientos en algún momento se ha visto superado por sus más inmediatos rivales, como el alemán Sandro Cortese (Aprilia) en Jerez de la Frontera, lo cierto es que luego en carrera el ritmo del español resultó incontestable para sus rivales.

Su estrategia y su consolidación en la categoría, tras las épicas luchas de la pasada temporada con el campeón del mundo español Marc Márquez (Derbi) y su también compatriota Pol Espargaró (Derbi), han forjado el carácter que ahora exterioriza "Nico" Terol.

Así, aunque el pasado año no logró finalizar la prueba lusitana al sufrir una caída en el transcurso de la misma, Terol se perfila como el claro aspirante a la victoria en el circuito de Estoril, en el que una vez más sus principales rivales deben ser su propio compañero de equipo, Héctor Faubel (Aprilia), quien se ha entrenado intensamente para intentar recuperar las sensaciones en una categoría en la que no estuvo la pasada temporada.

Faubel, subcampeón del mundo de 125 c.c. el año que ganó el húngaro Gabor Talmacsi, sabe que es su gran oportunidad de luchar por el último título mundial del octavo de litro y no quiere desaprovechar la oportunidad, aunque una vez más tiene "en casa" a su principal rival, aunque no el único.

Además de ellos, los alemanes Jonas Folger (Aprilia) y Sandro Cortese o los españoles Efrén Vázquez (Derbi) y Sergio Gadea (Aprilia), deben estar en la lucha por la victoria en Estoril y también a lo largo de toda la temporada.

Otra situación muy distinta se vive en Moto2, en donde en dos carreras ha habido dos ganadores distintos, el alemán Stefan Bradl (Kalex), quien parece uno de los más fuertes y equilibrados contendientes de la categoría, y el italiano Andrea Iannone (Suter), pero en este caso la relación de aspirantes a lo más alto del podio es mucho más amplia.

Ya saben lo que es pisar el "cajón", aunque no hayan ganado, el suizo Thomas Luthi (Suter) o el italiano Simone Corsi (FTR) y se han quedado cerca de lograrlo el sanmarinense Álex de Angelis (Motobi) y el británico Bradley Smith (Tech 3), con los españoles Julián Simón (Suter) y Marc Márquez (Suter), en lo que se podría considerar un peldaño más atrás.

Precisamente en el caso de Simón y Márquez se produce un hecho antagónico que todavía no termina de definir claramente las opciones de ambos.

Si en el caso de Simón se esperaba que su maduración a lo largo de la pasada temporada le iba a convertir en uno de los aspirantes al título, hasta el momento cuenta con una sexta plaza como mejor resultado y, por lo que se refiere a Márquez, el suyo debía ser un inicio de aprendiz que, sin embargo, le ha encaramado rápidamente a lo más alto de la categoría, aunque hasta la fecha no haya podido sumar un solo punto por sendas caídas.

Seguro que tanto Simón como Márquez esperan que en Estoril, este fin de semana, se produzca un punto de inflexión que les encamine a la posición en la que verdaderamente se quieren encontrar con asiduidad.

Juan Antonio Lladós

0
comentarios
Ver comentarios