Saluda príncipe Guillermo a fans que acampan en la calle

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Colaboradora

Londres, 28 Abr (Notimex).- El príncipe Guillermo salió de manera espontánea de Clarence House, su residencia oficial, para saludar a las personas que pasarán la noche a la intemperie para ver de cerca mañana la procesión de los novios y la familia Real.

Sonriente y vistiendo ropa informal, pantalón beige y un sweater azul, esta noche el príncipe saludó de mano a un grupo de personas que desde temprano llegó a la calle The Mall, cerca del Palacio de Buckingham.

El príncipe, segundo en línea de sucesión al trono británico, pasa su última noche de soltero en su residencia oficial, donde cenará con su hermano el príncipe Enrique y su padre, Carlos, el príncipe de Gales.

Mientras tanto, su prometida Kate Middleton llegó esta tarde al Hotel Goring, en la exclusiva zona de Mayfair, a unas cuadras del Palacio, donde brevemente saludó sonriente a una multitud que durante horas esperó paciente la llegada de la futura reina de Inglaterra.

Middleton pernoctará en la principal suite de este hotel que pertenece a la familia Goring desde 1910 y el cual fue arreglado especialmente para esta ocasión.

Mañana saldrá en punto de las 10:51 horas locales (09:51 GMT) en un vehículo Rolls Royce acompañada de su padre Michael Middleton, para llegar a las 11:00 (10:00 GMT) a la Abadía de Westminster, hora en que comenzará el servicio religioso.

A las 12:15 (11:15 GMT) los novios regresarán en un carruaje del siglo pasado, al palacio de Buckingham, donde harán una aparición en el balcón a la 13:25 (12:25 GMT) y se espera que saluden a la multitud y se den un beso público, tal como lo hicieron el príncipe Carlos y Diana en 1981.

Inmediatamente después dará inicio un espectáculo aéreo a cargo de las Fuerzas Armadas, y más tarde habrá un almuerzo privado en el Palacio de Buckingham para unos 650 invitados.

A las 19:00 horas locales (18:00 GMT) el príncipe Carlos ofrecerá una fiesta a 300 amigos y familiares cercanos a los novios, donde habrá música y el príncipe Enrique leerá un discurso, que es tradición en bodas inglesas.

La reina Isabel II ofreció esta noche en otro hotel, el Mandarin, una recepción a los mandatarios extranjeros que asistirán a la ceremonia religiosa.

También estuvieron presentes el príncipe Carlos y su esposa Camila, duquesa de Cornwall.

NTX/MGB/FUP/BODA11

0
comentarios
Ver comentarios