Guillermo y Kate harán feliz a una pareja boliviana

Sin saberlo y el mismo día de su fastuosa boda en Londres, el príncipe Guillermo y Kate Middleton harán feliz a una pareja boliviana que también se casará el

LA PAZ (AP) — Fabianna Rivera Aguilar cree haber encontrado en Alejandro Antezana Kosiner de 29 años a su propio "príncipe" y el día de la boda real serán los invitados de honor de la embajada británica en La Paz.

"Todas las chicas jóvenes soñamos y esperamos a nuestro príncipe y estoy segura que me casaré con el mío", dice Rivera.

A la hora en que Guillermo y Kate inicien la recepción en Londres el viernes, Alejandro y Fabianna, sus padres y padrinos, arribarán a la residencia del embajador Nigel Baker en un barrio residencial de La Paz para compartir un brindis, recibir un regalo de la misión diplomática, tomarse fotos en los jardines de estilo inglés, poco antes de acudir a un templo católico donde se casarán.

La pareja boliviana es de clase media y planificó una boda austera. No habrá fiesta, sino una reunión familiar íntima después de la ceremonia religiosa. Incluso el viaje de bodas esperará hasta fin de año.

El novio de 29 años y su prometida de 24 fueron elegidos entre varios candidatos para el brindis de la embajada.

"El lado humano es algo que aprendí en Bolivia y hemos querido vincular la boda real con la boda de alguna pareja boliviana para celebrar ese día", dijo Baker a la AP.

"Ha sido una coincidencia. El numero favorito de Alejandro es el 2 pero su número de suerte es el 9. Mi cumpleaños es también un día 29 y el mes era algo que se veía venir", dice Rivera Aguilar.

La pareja vive en Miraflores, un barrio de clase media, se conocían desde antes pero hace un año empezó su relación. Ella está a punto de concluir estudios de comercio internacional y trabaja como secretaria, él administra una casa de juegos.

No conocen mucho de la vida de Guillermo y Kate pero eran seguidores de Lady Di, la madre de Guillermo. Los novios y la madre de Fabianna, Trinidad Aguilar, viuda hace más de 16 años, recuerdan la belleza, elegancia y carisma humano de la fallecida Diana de Gales.

"Era algo extraordinario", dijo Antezana Kosiner. "Su boda, su trágica muerte y sus obras sociales en el África hacían de ella un ser especial".

El viernes la embajada comenzará el programa con un desayuno en pleno otoño boliviano para la comunidad británica e invitados. Todos seguirán la ceremonia desde una pantalla gigante.

"La boda real es un día especial, representa la tradición y evolución democrática de Gran Bretaña, que se remonta al siglo VIII de la era cristiana, y la bretaña modera con una pareja joven", dijo Baker.

Las misiones diplomáticas británicas preparan recepciones y eventos especiales en la mayoría de los países de América Latina para celebrar el enlace de Guillermo y Kate.

0
comentarios
Ver comentarios