La ex primera dama de Guatemala defiende su candidatura ante la Suprema Corte

Guatemala, 29 jul (EFE).- La ex primera dama de Guatemala Sandra Torres defendió hoy ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) su candidatura presidencial para las elecciones de septiembre próximo, la cual fue rechazada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que la considera ilegal.

"Se pretende violar mis derechos políticos. No solo los míos sino los de más de un millón de personas que me pidieron que fuera su candidata presidencial", señaló Torres durante un emotivo discurso de quince minutos pronunciado ante los magistrados de la Suprema Corte.

La ex primera dama señaló que el fallo emitido por el TSE, que le denegó su inscripción como candidata a la primera magistratura, "fue político y no legal", porque se le condenó "sin haber sido citada ni vencida en juicio", y porque no existió ningún proceso donde se haya discutido la supuesta prohibición constitucional.

Mientras Torres se dirigía a los magistrados de la CSJ, unos 30.000 seguidores suyos, venidos de diferentes puntos del país, se manifestaban en las afueras del Palacio de Justicia para exigir su inscripción como candidata presidencial, según dirigentes de la marcha y medios locales.

"Más que una inscripción, aquí se discuten los derechos fundamentales de más de un millón de guatemaltecos que me pidieron ser su candidata", insistió Torres.

La audiencia fue convocada por la CSJ para escuchar los argumentos de las partes implicadas en el proceso iniciado por Torres en contra del fallo del TSE que rechazó su candidatura por considerarla ilegal.

Según el TSE, la ex primera dama incurrió en "fraude de ley" al divorciarse en abril pasado del presidente Álvaro Colom, para evadir la prohibición constitucional que le impide a los familiares del mandatario de turno aspirar a la primera magistratura.

"La decisión de divorciarme del presidente fue y es personal, y debe seguir siéndolo. Esta decisión no la tome para obtener un derecho que ya tenía. Las razones fueron y son de orden estrictamente personal. Le competen a mi persona y al presidente. Es un derecho privado", argumentó Torres.

La ex primera dama señaló que el TSE violó sus derechos políticos y humanos al rechazar su inscripción, ya que "el supuesto fraude de ley" del que se le acusa, "no existe ni está tipificado en la legislación guatemalteca", además de violar "mi derecho a la presunción de inocencia" porque se le condenó sin ser juzgada.

Rechazar su candidatura, agregó "debilita la democracia y favorece la anarquía", además de que beneficia "a un partido político en particular" que no identificó.

En la diligencia también estuvieron presentes los dirigentes del opositor partido Acción de Desarrollo Nacional (ADN), que como "terceros interesados" en el proceso, expusieron los argumentos jurídicos que consideran invalidan la candidatura de Torres.

Se prevé que los magistrados emitan el fallo sobre el amparo solicitado por Torres en los primeros días de la próxima semana.

De ser adverso este a sus intenciones, la ex primera dama aún podrá acudir a la Corte de Constitucionalidad (CC), la que en última instancia decidirá sobre su participación electoral.

César Fajardo, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), uno de los partidos que apoya a Torres, y miembro del cuerpo de abogados del la ex primera dama, dijo a periodistas que si la CSJ "nos rechaza" la petición, "estamos listos para apelar ante la CC".

0
comentarios
Ver comentarios