Pide Arizona alargar estadía de Guardia Nacional en la frontera

Phoenix, 27 Abr (Notimex).- La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, pidió al presidente Barack Obama mantener a los mil 200 efectivos de la Guardia Nacional desplegados desde octubre pasado para vigilar la frontera entre Estados Unidos y México.

La misión de la Guardia Nacional, que inició en agosto pasado y fue reforzada en octubre, está programada para concluir en junio, por lo que círculos políticos solicitan su prórroga.

"Le exhorto fuertemente a que dé este paso", pidió la gobernadora republicana en una carta enviada al presidente el pasado lunes y difundida por la oficina de Brewer este miércoles.

En la misiva la gobernadora expresó: "asegurar la frontera suroeste permanece como una alta prioridad para los estadunidenses", y señaló que esta y otras iniciativas tienen un impacto en la reducción de actividades ilegales en la frontera con Arizona.

"Me preocupa que cuando la actual misión termine en junio, los avances que hemos realizado se pierdan de inmediato", escribió Brewer.

En mayo de 2010, el presidente estadunidense cedió a la presión de los gobernadores de los cuatro estados fronterizos con México, incluida Brewer, de reforzar la vigilancia de la zona con el envío de soldados de la Guardia Nacional.

Obama ordenó disponer de mil 200 soldados, los primeros de los cuales arribaron a California en agosto de 2010, en septiembre se desplegaron 524 militares a lo largo de la frontera de Arizona con México, 82 más en Nuevo México y 286 en Texas.

Los efectivos de la Guardia Nacional que participan en la misión están armados, pero sólo pueden disparar en defensa propia y no pueden hacer detenciones, su labor se limita a alertar a las corporaciones civiles de actividades sospechosas en la frontera.

La misión que realizan es similar a la Operación Jump Start, ordenada en mayo de 2006 por el entonces presidente George W. Bush, que en dos años colocó seis mil soldados de la Guardia Nacional para apoyar a la Patrulla Fronteriza, la cual fue considerada un éxito cuando concluyó en junio de 2008.

El despliegue militar tenía entonces el propósito de reforzar la seguridad ante una ola de inmigración indocumentada y un creciente tráfico de drogas, con el fin de dar tiempo para reclutar y entrenar a unos seis mil nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza.

La Guardia Nacional sirvió como los "ojos y oídos" de la Patrulla Fronteriza en el combate a la inmigración ilegal durante esos dos años.

Pero ahora, el objetivo de enviar tropas a la frontera cambió ante la prioridad de que los soldados colaboren en el combate a las pandillas y a organizaciones mexicanas de narcotraficantes.

NTX/FTD/TVA/

0
comentarios
Ver comentarios