Conjura El Vaticano crisis con el gobierno de Roma por gitanos

Ciudad del Vaticano, 25 Abr (Notimex).- El Vaticano logró conjurar una crisis con el gobierno de la ciudad de Roma luego que 150 gitanos rumanos ocuparon la Basílica de San Pablo Extramuros, propiedad de la Sede Apostólica en el sur de la capital italiana.

La asociación católica Caritas se hizo cargo de los nómades, quienes fueron trasladados a un centro de acogida la noche de ayer domingo luego de permanecer en varios espacios del templo durante tres días y, la mayoría de ellos, rehusarse a ser deportados.

Los gitanos entraron en San Pablo tras ser desalojados por la policía del asentamiento ilegal donde residían en la zona romana de Casal Bruciato el viernes último, en plena Semana Santa.

Federico Lombardi, vocero del Vaticano, informó la víspera que los miembros de la etnia "rom" habían permanecido en los espacios que la basílica "puso a disposición" donde "pudieron comer y entretenerse sin particulares problemas ni tensiones".

Mediante una declaración oficial el portavoz salió al paso de algunos reportes de prensa según los cuales los gitanos habían sido maltratados por agentes de la Gendarmería Vaticana y se les había impedido el acceso a la misa de Pascua.

"Se debe observar que en todo el curso del problema, el comportamiento de la Gendarmería estuvo caracterizado por la corrección y humanidad, en estrecha colaboración con los voluntarios de Caritas y con las competentes autoridades de seguridad", indicó.

Agregó que los gendarmes buscaron favorecer el diálogo y la serenidad en busca de las soluciones más oportunas.

Tras la ocupación de la basílica el Ayuntamiento de Roma ofreció a los gitanos una ayuda económica de 500 euros (unos 730 dólares) si aceptaban ser deportados a Rumania; a la contribución se sumó el arzobispado de la capital que ofreció otros 500 por su cuenta.

Varios de los ocupantes aceptaron la propuesta y abandonaron la protesta, otros tantos la rechazaron negándose a abandonar el inmueble y exigiendo una vivienda en la capital.

Por ello la tarde del domingo el Papa Benedicto XVI envió a la basílica al sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, Fernando Filoni, para expresar "su cercanía" con los gitanos.

"Con el involucramiento de Caritas se encontró una solución, con el traslado del grupo a una estructura de cogida administrada por la cooperativa social Domus, donde las familias podrán permanecer unidas", apuntó Federico Lombardi en su declaración.

"A tal fin los núcleos fueron oportunamente censados, para evitar las separaciones. Se augura que la solución temporánea encontrada sea el preludio de una colocación estable adecuada", agregó.

NTX/ABA/MMMM/

0
comentarios
Ver comentarios