El gobierno egipcio promete alejar de sus cargos a miembros del régimen de Mubarak

El Cairo, 25 jul (EFE).- El primer ministro egipcio, Esam Sharaf, prometió hoy alejar de sus cargos lo antes posible a todos aquellos miembros del régimen del expresidente Hosni Mubarak que continúan ocupando un puesto en las instituciones públicas.

Durante la primera reunión de Sharaf con el comité ministerial encargado de manejar la crisis política que atraviesa el país, el nuevo Gabinete se comprometió a limpiar las instituciones tal y como piden los manifestantes, pero reiteró su apoyo a la junta militar que dirige el país.

"El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas asumió el poder en unas circunstancias duras" y el Gobierno "coopera totalmente con él", afirmó Sharaf en un comunicado publicado en su página de Facebook.

En este sentido, el Ejecutivo, cuyos ministros juraron la semana pasado sus cargos, expresó su compromiso con el cumplimiento de todos los designios del Consejo.

Asimismo, aseguró que se van a seguir transmitiendo públicamente los juicios de todos los miembros del antiguo régimen, sobre todo, el de Mubarak, previsto para el próximo 3 de agosto.

En cuanto a las protestas que sacuden el país, las autoridades egipcias reiteraron el derecho a manifestarse pacíficamente pero pidieron a la población que considere las circunstancias críticas que vive el país y que requieren de "más tranquilidad y de una vuelta al trabajo".

El Gobierno señaló que va a seguir dialogando con todas las corrientes políticas del país para preservar el interés del país y conseguir los objetivos de la revolución.

En referencia a las organizaciones egipcias que reciben dinero ilegalmente del extranjero, en alusión al Movimiento 6 de Abril, que ha sido acusado de esto por los dirigentes castrenses, el Gabinete anunció que "va a hacer público rápidamente los resultados de las investigaciones" al respecto.

Además, expresó de nuevo su compromiso con las familias de "los mártires de la revolución", que se sacrificaron para conseguir la democracia, y anunció la formación de un comité de abogados voluntarios para ayudar legalmente a los familiares de las víctimas.

Se revisarán todos los informes presentados por los médicos forenses vinculados a los casos pendientes de remitir al tribunal encargado de investigar la muerte de los manifestantes de la revolución con fecha límite del próximo 15 de agosto.

Por último, el Consejo de Ministros pidió a todos los medios de comunicación que cumplan con la objetividad para "evitar provocar discordias políticas".

Egipto cumple hoy seis meses del inicio de la revolución que acabó con el régimen de Mubarak, en un momento de incertidumbre agudizada por los últimos disturbios que han causado heridas a casi 300 manifestantes.

0
comentarios
Ver comentarios