El Gobierno chileno afirma que no le corresponde aclarar la muerte de Arancibia

Valparaíso (Chile), 29 abr (EFE).- El gobierno chileno sostuvo hoy que no le corresponde investigar o solicitar antecedentes sobre la muerte por apuñalamiento del exagente de la policía secreta de la dictadura militar (1973-1990) Enrique Arancibia Clavel en Argentina, y subrayó que hasta ahora todo indica que fue "un delito común".

"Se trata a esta altura de un delito común, eso es lo que existe de los antecedentes de que se dispone, por lo cual no creo que corresponda un procedimiento especial", afirmó el ministro de Defensa Andrés Allamand en declaraciones a los periodistas.

Arancibia Clavel, un incondicional del régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990), fue condenado en el año 2000 en Argentina por el doble asesinato del general chileno Carlos Prats, que fue jefe del Ejército en el Gobierno de Salvador Allende, y su esposa, Sofía Cuthbert, pero permanecía en libertad condicional desde 2007.

Su cuerpo sin vida y con varias puñaladas fue hallado este jueves en un apartamento del centro de Buenos Aires.

El ministro Allamand dijo en Valparaíso, sede del Poder Legislativo, que no posee mayores antecedentes sobre el deceso, pero que en virtud de las informaciones de prensa que posee, el hecho se trataría de "una situación personal".

El ministro de Defensa chileno insistió en que los antecedentes que se tienen hasta el momento indicarían que "se trata de un hecho que no tendría ribetes más allá de una situación individual".

Arancibia Clavel, detenido desde 1996, fue condenado cuatro años después a reclusión perpetua por el doble crimen en Buenos Aires del general Carlos Prats y Sofía Cuthbert, ocurrido en 1974.

En 2004 fue condenado también a 12 años de prisión por el secuestro y las torturas en 1977 de sus compatriotas Laura Elgueta Díaz y Sonia Díaz Ureta, de 18 y 21 años, respectivamente.

El exagente de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), la policía secreta de Pinochet, recuperó su libertad en 2007 gracias al cómputo que un tribunal argentino hizo sobre el tiempo que permaneció en prisión sin que se le dictara una sentencia.

Mediante esta cláusula, que ha sido derogada y que era conocida como "dos por uno", una vez cumplidos los dos primeros años de prisión preventiva, es decir, a partir de 1998, cada día que Arancibia permaneció detenido sin condena firme se computó como doble.

También fue apresado en Argentina, en 1978, tras haber sido acusado de espionaje a favor de Chile durante la controversia sobre el Canal de Beagle, en el extremo austral del continente que casi generó un conflicto armado entre ambos países.

0
comentarios
Ver comentarios