Gobernará Perú un ex militar que busca la concertación

(Perfil)

Por José Luis Castillejos. Corresponsal

Lima, 27 Jul (Notimex).- Ollanta Humala Tasso sufrió duras e intensas críticas por su afinidad con el chavismo y tuvo que disputar cuatro veces la Presidencia de la República para conseguir su objetivo: gobernar a los peruanos en el periodo 2011-2016.

Ahora, a poco de asumir el poder tras dos rondas electorales en 2006 y otras dos este año, Humala, que el 27 de junio pasado cumplió 49 años de edad, se ha propuesto gobernar sin tintes de líder "rojo" y bajo un paraguas de concertación política.

Aunque ha reiterado en diversos escenarios que no tiene compromisos con nadie y que gobernará para el pueblo, este político y militar en retiro ha elogiado los aspectos exitosos del gobierno del hoy ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Humala comentó que comparte con Lula la misma preocupación por el desarrollo económico como instrumento para reducir la desigualdad social, con una concepción de Estado democrático moderno y palanca del crecimiento con una mejor distribución de los ingresos.

Pero aunque coincide con Lula en que los adversarios del país son la pobreza y la desigualdad, rechazó la posibilidad de imitar abiertamente el modelo brasileño o copiar la forma de gobierno de Venezuela, Cuba, Chile o Estados Unidos.

"La desigualdad, el narcotráfico y la violencia son los verdaderos enemigos de Latinoamérica. Perú tiene que construir un camino propio, no podemos imitar a Venezuela, Chile o Estados Unidos", dijo Humala, sin excluir al modelo brasileño.

Miembro fundador del Partido Nacionalista Peruano, Humala fue candidato a la Presidencia por la alianza Gana Perú en los comicios del 10 de abril pasado, cuando obtuvo 31.7 por ciento de los votos, seguido de Keiko Fujimori con 23.5 por ciento.

Humala y Fujimori disputaron la Presidencia en una segunda vuelta, el 5 de junio, cuando el líder nacionalista se impuso con 51.44 por ciento de los sufragios contra 48.55 por ciento de la representante del fujimorismo.

El futuro gobernante, quien asumirá el poder el jueves, también probó suerte en 2006, cuando derrotó al actual jefe de Estado, Alan García, en la primera vuelta con 30.6 por ciento de los votos.

En la segunda ronda de los comicios de ese año, sin embargo, fue derrotado por García, quien logró 52.6 por ciento de los sufragios contra 47.3 por ciento del militar en retiro.

Humala, que tiene seis hermanos, recibe una fuerte influencia de su padre, Isaac Humala Núñez, y de su madre, Elena Tasso, a quienes consulta muchas cosas, según sus colaboradores cercanos.

Su nombre, Ollanta, significa "el guerrero que todo lo ve", lo que parece un adelanto de la forma en que gobernará, pues ha advertido que supervisará personalmente que se atienda a los más pobres.

El gobernante electo, sin embargo, no ha logrado quitarse el lastre de las acusaciones de violaciones a los derechos humanos que supuestamente cometió en 1991, con el rango de capitán, en la región selvática de Tingo María cuando combatió a Sendero Luminoso.

Humala tiene en su "hoja de vida militar" el alzamiento que protagonizó el 29 de octubre de 2000 junto a su hermano Antauro en la región de Locumba (Tacna) contra el régimen de Alberto Fujimori, pero logró salir bien librado de ello.

En el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2004) Humala fue agregado militar en Francia y luego en Corea del Sur, y en los primeros dos años de ese periodo siguió una maestría en Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El 30 de diciembre de 2004, Humala fue pasado a retiro, lo que dio origen a la sublevación de su hermano Antauro, lo que se puso de manifiesto con el asalto a la comisaría de Andahuaylas con un saldo de cuatro fallecidos.

Humala, que ejerce un fuerte liderazgo en la zona sur del país, ha sido muy resistido por un amplio sector de la prensa peruana y empresarios que le exigieron en diversos escenarios que dicte medidas de confianza para generar certidumbre económica.

Ahora Humala gobernará con Marisol Espinoza (primera vicepresidenta) y Omar Chehade (segundo vicepresidente), a quienes encargó la revisión de las condiciones en que quedan los ministerios del gobierno saliente de García.

El ex militar peruano, que ha sorteado duras críticas, buscará un gobierno de concertación que promueva la economía al servicio del pueblo y ha prometido renunciar al derecho de la reelección.

Sus presuntos vínculos con el presidente venezolano Hugo Chávez le valieron durante la pasada campaña presidencial ataques de parte de su rival, Keiko Fujimori, lo que llevó al candidato de Gana Perú a rechazar que vaya aplicar el modelo venezolano.

Humala es apreciado por muchos peruanos pobres porque lo ven como el hombre que pondrá mano dura a la corrupción y dará mayores oportunidades a los que menos tienen.

Se ha comprometido a respetar y defender los derechos humanos, iniciar un proceso de descentralización para que las regiones tengan mayor capacidad de gestión, y respetar la estabilidad jurídica y los contratos de las empresas.

"Queremos un gobierno de unidad y queremos sanar todas las heridas. Necesitamos que Perú no se detenga y necesitamos trabajar por los grandes proyectos que estamos proponiendo. Necesitamos entonces un trabajo de unidad del pueblo peruano y los políticos", recalcó.

Humala está casado con Nadine Heredia y tiene dos niñas y un niño recién nacido. Sus padres le inculcaron a Ollanta el hábito por la lectura y en las vacaciones escolares solían viajar con toda la familia a los pueblos de la sierra.

Vivió el paso de gobiernos militares a civiles y el inicio de la lucha armada desatada por los grupos de Sendero Luminoso y luego el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), por lo que se ha comprometido con el combate frontal al terrorismo durante su gobierno.

Durante la administración de Fujimori sufrió una persecución política y se le abrieron 11 procesos penales que lo mantuvieron con libertad restringida durante tres años.

NTX/JLC/JWN/MSC/

0
comentarios
Ver comentarios