Nacional

Gadea dice estar listo para gobernar y confía en conseguir una "montaña de votos"

Managua, 29 oct (EFE).- El candidato opositor a la Presidencia de Nicaragua, Fabio Gadea, segundo en la intención de votos, se declaró hoy "listo para gobernar" y confió en que conseguirá una "montaña de votos" en las elecciones del próximo 6 de noviembre, en las que el mandatario del país, Daniel Ortega, es favorito para ser reelegido.

"Les quiero pedir algo especial a ustedes: desde esta noche (hasta el 6 de noviembre) una oración para que ese voto sea fortalecido con el poder de Dios, porque si Dios está con nosotros, quien en contra nosotros", clamó Gadea, aspirante por la alianza Partido Liberal Independiente (PLI), en su cierre de campaña.

Gadea, diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y que cerró su campaña en un populoso mercado de Managua ante una multitud de seguidores, prometió que, de ser elegido, impondrá "una revolución de la honestidad que va a terminar con la corrupción", lo cual, dijo, ayudará a resolver los problemas principales del país, como reducción de la pobreza y la generación de empleo.

El propietario de la Radio La Corporación también se pronunció en contra del caudillismo y las dictaduras, porque terminan "en confrontaciones sangrientas".

Además, en caso de ganar, no despedirá a los empleados públicos: "Se van a quedar los honrados y los capaces", explicó.

Asimismo, Gadea, próximo a cumplir 80 años, prometió terminar con persecuciones y confiscaciones, fortalecer el Estado de Derecho y la seguridad jurídica para atraer inversiones, y que no buscaría ser reelegido si gana los comicios.

Reafirmó su propuesta de bajar el impuesto sobre la renta a los asalariados, entregar un bono extrapresupuestario de 22 dólares al mes a mayores de 70 años y mantener en 60 años la edad para jubilarse.

Dijo que su eventual Gobierno lo manejarían en la parte económica su compañero de fórmula, el economista disidente sandinista Edmundo Jarquín, y el diputado y exministro de Hacienda y Crédito Público Eduardo Montealegre.

Montealegre, que fue el segundo candidato presidencial más votado en los comicios de 2006, que ganó Ortega, pidió a la oposición "no desperdiciar el voto en aquel que ha entregado todo el poder a Ortega", en alusión al exgobernante Arnoldo Alemán.

Por su lado, Jarquín dijo que derrotarán en los comicios "al representante" del presidente venezolano, Hugo Chávez, en Nicaragua, en alusión al líder sandinista, que es su aliado.

El mandatario y candidato a la reelección, Ortega, encabeza cómodamente la intención de voto para los comicios presidenciales del 6 de noviembre, según todas las encuestas.

Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), tiene un 48 por ciento de la intención de voto, 18 puntos porcentuales más sobre su principal oponente, Gadea, suficiente para ganar en primera vuelta, según la última encuesta de la costarricense CID-Gallup.

Gadea está en segundo lugar con un 30 por ciento de intención de voto y su consuegro, Alemán, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), es tercero con el 11 por ciento.

También se presentan a la Presidencia el exdirigente de la "contra" y actual diputado Enrique Quiñónez por Alianza Liberal Nicaragüense (ALN),y el académico Róger Guevara, por la Alianza Por la República (Apre), con uno por ciento entre ambos.

Unos 3,4 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlacen.