Abogan por reforma electoral en Guatemala para fiscalizar gastos

Por Pablo Palomo. Corresponsal

Guatemala, 31 Jul (Notimex).- Una entidad civil que promueve la transparencia en la gestión pública consideró indispensable una nueva ley electoral en Guatemala, para acabar con el despilfarro de fondos, corrupción y compromisos de partidos con sus financistas.

El director de Acción Ciudadana (AC), Manfredo Marroquín, dijo a Notimex que es imprescindible impulsar y concretar una "reforma electoral integral" para fiscalizar y controlar el gasto de las campañas políticas en Guatemala.

Indicó que en las actuales circunstancias, la autoridad electoral "no tiene poder ni las herramientas adecuadas para controlar a los partidos políticos" y aplicar sanciones ejemplares por rebasar los techos de gasto autorizados.

Sin embargo, el especialista estimó que "no son alentadoras" las perspectivas de una nueva ley en materia de elecciones, debido a que los diputados no están interesados en respaldar esa iniciativa.

Señaló que los políticos guatemaltecos, y sus representantes en el Organismo Legislativo, esperan seguir con sus privilegios y las facilidades con que cuentan para ocultar sus movimientos financieros y evadir sanciones económicas.

Marroquín puso como ejemplo las "ridículas" multas, contenidas en una obsoleta ley electoral, de un máximo de 125 dólares. Los partidos afectados apelan a la sanción y al final se libran del pago, dijo.

AC presentó esta semana los resultados de una investigación sobre el estimado de gastos de la campaña política en los principales medios de comunicación, en el período del primero de mayo al 15 de julio del presente año.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) emitió el 2 de mayo la convocatoria a los comicios generales a celebrarse el próximo 11 de septiembre, con lo cual comenzó de manera oficial la campaña política.

Sin embargo, los partidos políticos estaban en campaña "anticipada" por lo menos desde un año atrás, con todo y las llamadas de atención y las sanciones económicas, mínimas, impuestas por el TSE.

AC, que junto con otras organizaciones de la sociedad civil conforma el denominado Mirador Electoral, señaló que la reforma política integral deberá imponer reglas claras en materia financiera de los partidos y "acortar" al máximo el tiempo de la campaña política.

Marroquín precisó que en cifras "muy conservadoras", los partidos políticos invirtieron en sus campañas en el período del 1 de mayo al 15 de julio un total de 111 millones 665 mil quetzales (14 millones de dólares) sólo en propaganda en medios de la capital.

Los partidos políticos tienen un techo presupuestario de ley de 48 millones de quetzales (seis millones de dólares) para el total de sus campañas, pero las agrupaciones "grandes" no respetan el tope impuesto por el TSE y gastan en exceso.

"Por experiencia sabemos que en Guatemala el partido que más gasta en publicidad es el que gana la elección, pero esto genera una serie de compromisos nefastos del partido que luego ejerce el gobierno con sus financistas privados", afirmó Marroquín.

Según el informe de AC, el opositor Partido Patriota, favorito en las encuestas para ganar las elecciones de septiembre, gastó 41 millones 455 mil quetzales (5.1 millones de dólares) en los dos meses y medio de campaña estudiados.

En tanto que el partido en el gobierno, pese a que su candidata presidencial, la ex primera dama Sandra Torres, no ha sido inscrita por problemas legales, gastó 23 millones de quetzales (2.9 millones de dólares) en el mismo período.

NTX/PPR/AES/

0
comentarios
Ver comentarios