Alertan posibles problemas financieros en EU por déficit fiscal

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren dijo que es un mito financiero el pensar que Estados Unidos no caiga en impago de deuda

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, advirtió hoy que la imposibilidad de que EE.UU. caiga en impago de su deuda soberana es un "mito financiero" que, de no reconsiderarse, puede provocar futuras crisis económicas.

Asimismo, alertó sobre los posibles problemas financieros derivados de los abultados déficit fiscales, tanto del Gobierno federal como de los estados, en el caso de no ser reconocidos y enfrentados a tiempo.

"Debemos hacer un mejor trabajo utilizando las llamadas pruebas de resistencia para desafiar los puntos de vista habituales, para que podamos entender los fundamentos de los riesgos en el sistema financiero", explicó en una conferencia en la Universidad de Boston.

El directivo de la Fed citó entre estos "mitos financieros" que se habían mostrado poco sólidos, la confianza en que los precios de las casas no podrían caer, y que acabó arrastrando recientemente al país a la mayor crisis económica desde la Gran Depresión de 1930.

Rosengren instó a aumentar las "pruebas de resistencia" en las entidades financieras estadounidenses ya que pueden ayudar a prevenir "riesgos inesperados", como los generados por una crisis de deuda soberana o posibles problemas provocados por los abultados déficit fiscales del Gobierno federal y los estados.

Aunque se mostró confiado de que los riesgos derivados de la enorme deuda soberana de EE.UU. y los abultados déficit en el gobierno federal y de los estados pueden ser solventados, alertó sobre el peligro de considerarlos eventos con "cero posibilidades de ocurrir".

"Desmontar un mito requiere individuos que enfrenten fuertes creencias extendidas ampliamente. Para que ello ocurra necesitamos cambios significativos en la gestión de los riesgos en el sistema financiero", agregó.

Durante su discurso, Rosengren, no comentó las perspectivas económicas ni los planes futuros de la Fed respecto al plan de estímulo económico de más de 600.000 millones de dólares, y sobre el que mañana se prevé que hable Ben Bernanke, presidente de la Fed, en su comparecencia semianual ante el Congreso.

Los temores de Rosengren coinciden con los de un buen número de expertos que han alertado sobre la mala situación de las cuentas públicas de EE.UU. y sus posibles consecuencias de no atajarse.

Se espera que Estados Unidos alcance el techo de la deuda pública, fijado en 14,3 billones de dólares, en algún momento entre el 5 de abril y el 31 de mayo, según los pronósticos del Tesoro.

Por ello, el Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, pidió a principios de enero al Congreso que aumente el techo de la deuda pública y dijo que de no hacerlo el país entraría en moratoria.

Por otro lado, el debate presupuestario en Estados Unidos se mantiene ante la negativa de los republicanos, mayoría ahora en la Cámara de Representantes, de aprobar el presupuesto presentado recientemente ante el Congreso por el presidente Barack Obama.

Obama presentó una propuesta de 3,73 billones de dólares, con un récord en el déficit fiscal previsto, de 1,64 billones.

Los republicanos ya han afirmado que no votarán a favor de la propuesta presupuestaria hasta que se aseguren un mayor nivel de recortes en el gasto público, que situaron en torno a 61.000 millones de dólares.

La fecha límite es el próximo viernes, cuando vence una medida aprobada para financiar temporalmente las operaciones del Gobierno federal, ya que en caso de no llegar a un acuerdo entre ambos partidos se procedería al cierre de las oficinas del Gobierno federal.

0
comentarios
Ver comentarios