Mensaje de Felicitación del Secretario Javier Lozano Alarcón, con motivo del 1° de May

El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón y los servidores públicos de la dependencia y de las instituciones del sector laboral: Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA); Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET); Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI); Comité Nacional Mixto de Protección al Salario (CONAMPROS) y el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (INFONACOT), felicitan ampliamente a las trabajadoras y trabajadores de México, así como a sus organizaciones, en el Día Internacional del Trabajo.

Como se sabe, desde el inicio de la administración del Presidente Felipe Calderón, se reconoció que el 1° de Mayo, Día Internacional del Trabajo, es una celebración de los trabajadores, a la que la autoridad se suma respetuosamente.

Esta sincera felicitación comprende a las madres y padres trabajadores; a los jóvenes que trabajan sin abandonar sus estudios; a los adultos mayores que con su esfuerzo y experiencia han hecho grande al país y, también, a nuestros paisanos que viven fuera del territorio nacional y que generosamente apoyan desde lejos a sus familias.

El trabajo dignifica a hombres y mujeres por igual. El trabajo permite aprovechar las capacidades, fortalezas, habilidades, destrezas, energía y potencialidades de las personas y es elemento indispensable para crear riqueza y bienestar.

Rendir tributo a los mártires que ofrendaron su vida a favor de más y mejores derechos laborales es reiterar y refrendar el respeto pleno a esos derechos fundamentales, tanto individuales como colectivos.

El Gobierno del Presidente Felipe Calderón es y seguirá siendo, por mandato de ley pero, sobre todo, por absoluta convicción, respetuoso de esos derechos consagrados en el artículo 123 de nuestra Constitución General de la República, señaladamente el Derecho de Huelga, la Contratación Colectiva y la Autonomía y Libertad Sindicales.

En este contexto, reconocemos y agradecemos la actitud solidaria, responsable y madura de trabajadores, sindicatos, federaciones, confederaciones de organizaciones del movimiento obrero en general, pues gracias a un fructífero diálogo social del que son parte imprescindible, hoy México goza de Paz Laboral.

Son la Paz Laboral y la estabilidad económica condiciones necesarias, aunque no suficientes, para alentar más inversiones en el país, lo cual sirve para la generación de más y mejores empleos con previsión y seguridad social.

A lo largo del 2010 y en lo que va del 2011, México ha acumulado un número muy significativo de nuevos empleos con seguridad social, al tiempo de que las revisiones salariales han permitido preservar el poder adquisitivo de los trabajadores. Tenemos, pues, avances que no debemos menospreciar, fruto del esfuerzo de los factores de la producción y del adecuado equilibrio entre ellos, alentado en un contexto de libertades y de políticas públicas responsables de parte del Gobierno Federal.

Sin embargo, lo alcanzado no es suficiente ni plenamente satisfactorio. Podemos y debemos ir por más. Por más empleos, de mejor calidad, con mejores salarios, con prestaciones y con seguridad social plena para todos.

No podemos resignarnos a la inercia o, peor aun, a la mediocridad de un mercado laboral que no alcance los niveles de eficiencia que ya tienen otros países con los que competimos para atraer inversiones y generar nuevas fuentes de trabajo.

Es por ello que desde el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 se fijó el objetivo de modernizar el marco normativo laboral para promover la productividad y competitividad, garantizando los derechos de los trabajadores.

Es en tal virtud que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no ha cejado en el esfuerzo de impulsar una verdadera Reforma Laboral que actualice la Ley Federal del Trabajo que, justamente en esta celebración cumple 41 años de vida sin cambio sustancial alguno. Suman ya 420 iniciativas presentadas en los últimos 14 años y son innumerables los foros, audiencias y consultas realizadas en todo este tiempo. Se trata de aprobar una Reforma en beneficio de los trabajadores y de los cientos de miles de jóvenes que también aspiran a ser trabajadores. Estamos convencidos de que se puede avanzar en la competitividad de la economía y en la productividad laboral sin renuncia alguna a los derechos individuales y colectivos de los trabajadores y el trabajo decente.

Está en manos del Congreso de la Unión el ir adelante con esta importante reforma estructural para México sin más demora, y con la seguridad plena de que los mexicanos sabrán reconocer la aportación que cada una de las fuerzas y actores políticos hayan realizado en la aprobación de dicho marco normativo.

Sepan todos que el Presidente Calderón y el Gobierno Federal seguiremos realizando el mayor de los esfuerzo para que mejoren las condiciones de vida de los trabajadores de México y sus familias, a quienes les expresamos, nuevamente, una cálida y respetuosa felicitación con motivo de este 1° de Mayo del 2011: el Día Internacional del Trabajo.

####

&STPS&

redac

0
comentarios
Ver comentarios