Un libio demanda a la OTAN por la muerte de su familia en un bombardeo

Bruselas, 28 jul (EFE).- Dos abogados han interpuesto en Bruselas una demanda contra la OTAN en nombre de un ciudadano libio por la muerte de su esposa y de sus tres hijos en un bombardeo dirigido supuestamente contra su padre, un colaborador del líder libio, Muamar el Gadafi.

Los dos abogados, el belga Ghislain Dubois y el francés Marcel Ceccaldi, han registrado la demanda por daños y perjuicios ante el tribunal de primera instancia de Bruselas, en lo que es una acción civil, informó hoy la Agencia Belga.

Se trata de la primera demanda de este tipo contra la OTAN, según los dos letrados.

"Esta acción sentará, si el juez no se declara incompetente, un precedente", afirmó Ceccaldi.

Carmen Romero, portavoz de la OTAN, señaló que la Alianza "toma nota" de las informaciones que dan cuenta de la demanda, pero recordó que la organización "actúa en Libia sobre la base de un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU".

"La OTAN ha efectuado ataques contra objetivos militares legítimos, en pleno cumplimiento con las resoluciones 1973 y 1970 del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto y con un gran cuidado para no causar innecesariamente muertes de civiles inocentes", añadió.

El libio Jaled Hemidi acusa a la Alianza Atlántica de haber asesinado el 20 de junio a su esposa y a sus tres hijos en un ataque que estaba supuestamente dirigido contra el padre del demandante, Hemidi Juildi, un antiguo compañero de armas de Gadafi.

Según Ceccaldi, el ataque fue llevado a cabo por un avión no tripulado, y su cliente perdió en el bombardeo a dos hijas de cuatro y cinco años -Salem y Jalida- un hijo de tres años -Juwaylidi- y a su mujer Safae, de 34 años.

El demandante aspira a obtener una indemnización por daños morales por la pérdida de sus seres queridos, y por daños materiales por la destrucción de la vivienda.

En concreto, los abogados exigen al tribunal que nombre a un experto y un médico experto en psicología para que evalúen in situ los daños y que se asigne un importe provisional de 100.000 euros a su cliente hasta que el magistrado dicte sentencia.

El 20 de junio, el régimen de Trípoli denunció la muerte de quince personas, entre ellas varios niños, en los bombardeos de la OTAN en la localidad de Surman, al oeste de la capital libia.

Según Trípoli, el ataque habría tenido como objetivo la residencia de Hemidi Juildi.

Ese mismo día la Alianza admitió, tras desmentir primero la operación, que había llevado a cabo un bombardeo en el área, aunque recalcó que el ataque se dirigió contra un objetivo militar legítimo: un centro de mando y control directamente implicado en la coordinación de ataques sistemáticos contra la población libia.

La instalación destruida había sido identificada como centro de mando y control a través de análisis "rigurosos" basados en acciones prolongadas de inteligencia, reconocimiento y de vigilancia, según la OTAN, que reiteró entonces que las operaciones de la organización "no se dirigen contra personas específicas".

Sin embargo, Ceccaldi asegura que "no había ninguna instalación militar en la proximidad" cuando la casa de Hemidi Juildi resultó destruida en el bombardeo.

El abogado francés estudia además iniciar otra acción legal contra la OTAN, en ese caso en nombre del régimen de Trípoli y ante la Corte Penal Internacional de La Haya, por supuestos "crímenes de guerra" de la Alianza.

Esa demanda se dirigiría principalmente contra el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y el teniente general canadiense Charles Bouchard, jefe de la misión militar de la Alianza en Libia, explicó.

0
comentarios
Ver comentarios