Sobresale Puebla en fabricación de Talavera

Pese a que fue una técnica traída por los conquistadores españoles, la talavera poblana  posee características propias dadas por las manos de artesanos locales.

Puebla, Puebla.- A pesar de que fue una técnica traída por los conquistadores españoles, la talavera poblana  posee características propias dadas por las manos de artesanos locales. Su sello particular se evidencia en los diseños usados para su decoración.

"Luego de que los conquistadores les enseñaran a los nativos cómo trabajarla, éstos empezaron a plasmar en sus piezas figuras llenas de color, lo que contrastaba con los diseños religiosos y paisajísticos de los españoles para decorar principalmente las iglesias", explica Raúl Calvario, jefe de producción del Taller de Talavera Armando, uno de los nueve centros de producción artesanal del estado, certificados para vender piezas originales.

En 1998 se creó el Consejo Regulador de Talavera, encargado de verificar la autenticidad de estas artesanías.

"Únicamente estas fábricas pueden llamar a sus obras talavera, por el holograma especial que les cede el Consejo".

Para otorgar la autenticidad se analizan los colores -que son sólo seis los que pueden aparecer en las lozas-, constituidos de pigmentos naturales y el material de los pinceles con los que se diseñan las figuras.

"Sólo en Puebla se encuentran los centros con certificación, ya que aquí inició la tradición", afirma el artesano.

En cambio, los talleres que venden imitaciones y  utilizan procesos industrializados, superan los 70 y se hallan en toda la geografía nacional.

Casi cinco siglos más tarde, esta cerámica vidriada hecha en suelo mexicano conserva prácticamente el mismo proceso de elaboración que se instauró en la época virreinal.

"Todo sigue siendo igual, a excepción de los hornos, antes eran de leña y ahora de fibra de vidrio", cuenta Calvario. Por otra parte, el  barro no contiene ningún aditivo químico.

Alfredo Torres, guía de turistas, explica que el valor real de la talavera se deriva de las innovaciones que hicieron los nativos al apropiarse de ella.

Torres es de los guías que ofrecen visitas a diferentes talleres y narran el proceso de elaboración al turista.

Si bien se considera que el origen de la talavera surge en China, fue en la isla de Mallorca, España, que se dio a conocer con el nombre de "mayólica". “Lo que ocurrió fue que los artesanos españoles de Talavera de la Reina, en Castilla, se empezaron a apropiar de este arte", señala Torres.

0
comentarios
Ver comentarios