Inaugurada una nueva exposición de cuerpos dedicada al corazón, motor de la vida

Berlín, 27 abr (EFE).- El corazón, motor de la vida, es el motivo central de la nueva exposición del polémico profesor Gunther von Hagens, que abrió hoy sus puertas en Berlín con un nutrido catálogo de cuerpos humanos reales "plastinados" en las posturas más inverosímiles.

Erguido, estático y totalmente encarnado, el hombre recibe a los visitantes de la muestra "Mundos corpóreos. Una cuestión de corazón" con un gesto algo irreal, entre la sorpresa y el pudor, desde el interior de su vitrina.

Este "preparado" humano -el cuerpo de una persona fallecida tratado con una fórmula única para preservar su estado- es apenas un esqueleto blanquecino que soporta un sistema circulatorio completo, arterias, venas y capilares en rojo vivo, y destaca, con las costillas abiertas de par en par, el papel esencial del corazón.

"Esta exposición se centra en el corazón, el órgano más esencial para la vida, y en la importancia que tiene el conjunto del aparato circulatorio", explica a Efe Angelina Whalley, comisaria de la exposición y mujer de Von Hagens.

Así se pueden contemplar, además del primer "preparado" -como lo denominan los expertos-, otros cuerpos completos de los que se han retirado la mayor parte de tejidos y órganos para explicar cómo la sangre se reparte por el organismo.

Entre ellos destaca un cuerpo suspendido en el aire con el sistema circulatorio al completo, y un hombre realizándole un masaje cardíaco a otro tumbado en el suelo.

La muestra, que permanecerá abierta en la berlinesa Postbahnhof hasta el 14 de agosto, ha puesto especial énfasis en el "aspecto didáctico", resalta Whalley.

En este sentido destacan los órganos plastinados en vitrinas: un corazón atado a un marcapasos, los pulmones ennegrecidos de un fumador junto a unos inmaculados, o un hígado hinchado y grasiento por una cirrosis alcohólica frente a uno sano.

También se han dispuesto paneles explicativos en las paredes, donde se apunta, por ejemplo, que el sistema circulatorio humano suma 96.500 kilómetros y que el corazón late unas tres millones de veces a lo largo de una vida media, propulsando un total de 180 millones de litros de sangre.

Asimismo, la exposición muestra media docena de fetos humanos "plastinados" de bebés que fallecieron tras haber nacido antes de tiempo.

Pero además, esta nueva muestra del controvertido profesor Von Hagens cuenta con algunos de sus "preparados" más conocidos, como el trío que juega a cartas alrededor de una mesa versionando una de las escenas más conocidas de la película "Casino Royale" del agente secreto británico 007.

Otros ya exhibidos anteriormente reproducen personas jugando a baloncesto, esquiando, practicando tiro con arco, bailando y montando a caballo -sobre un corcel tan "plastinado" como su jinete-, así como una jirafa completa subida en un aparente arrebato de pavor a una palmera.

"Nos ha costado muchos años alcanzar la perfección, el grado de realismo que muestran ahora estos cuerpos", indica Whalley.

Von Hagens saltó a la fama tras "plastinar" su primer cadáver en 1990, tras veinte años de investigación en Heidelberg (oeste de Alemania), ciudad a la que emigró desde Alemania oriental para estudiar.

La "plastinación" es una técnica de preservación de material biológico patentada por este alemán que consiste en sustituir los líquidos y lípidos naturales del cuerpo por resinas elásticas de silicona y materiales rígidos.

En 2006, Von Hagens abrió en la pequeña localidad de Guben (este de Alemania) su taller museo "Plastinarium", de 2.500 metros cuadrados, con decenas de cuerpos enteros -algunos en posturas cotidianas- y una gran cantidad de partes, extremidades y órganos.

Además, ahora planea inaugurar un parque temático sobre anatomía llamado "Plastination City" en la ciudad china de Dalian, que ocupará 30.000 metros cuadrados.

Juan Palop

0
comentarios
Ver comentarios