Científicos no descartan una "mayor explosividad" en el volcán Tungurahua

Quito, 29 abr (EFE).- El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador no descartó una "mayor explosividad" en el volcán Tungurahua, que mantiene una constante emisión de ceniza y expulsión de material magmático.

"Debido a que persiste la deformación del flanco noroccidental y por las señales sísmicas que evidenciarían presurización (presión) al interior de los conductos volcánicos, no se puede aún descartar la posibilidad de (...) un comportamiento de mayor explosividad", precisó hoy el IG en un informe especial.

Esa posibilidad dependerá de un aumento en la actividad interna de la montaña que, hasta ahora, mantiene una emisión constante de gases y ceniza.

Además, esta madrugada "se observó un aumento en la amplitud de la vibración interna del volcán, así como también una ligera variación en el tipo de actividad sísmica", lo que supondría una "mayor presión" en su interior.

En la tarde de ayer también se registraron pequeños corrimientos de material magmático depositado en la zona del cráter, que han descendido por los flancos norte y noroeste, hasta 1,5 kilómetros por la pendiente.

Bramidos y expulsión de material incandescente también llevan a los científicos del IG a suponer que el sistema volcánico "se encuentra fundamentalmente abierto, lo cual permite un flujo constante de los gases y ceniza que provienen del magma, casi sin que se generen explosiones".

Situado en el centro de los Andes ecuatorianos, el coloso se reactivó la semana pasada de forma sorpresiva, tras cuatro meses de relativa calma, y no ha cesado en esparcir ceniza sobre una amplia zona aledaña.

El Tungurahua, de 5.016 metros de altura, inició su actual proceso eruptivo en 1999 y, desde entonces, ha intercalado periodos de alta actividad y lapsos de relativa calma.

Situado a unos 135 kilómetros al sur de Quito, el Tungurahua es uno del medio centenar de volcanes que se levantan en Ecuador.

0
comentarios
Ver comentarios