Busca Estrategia Nacional de Energía hacer más eficiente al sector

(Ampliación)

México, 29 Feb. (Notimex)- La Estrategia Nacional de Energía (ENE) 2012-2026, enviada por el Ejecutivo al Congreso para su aprobación, prevé cinco modificaciones principales sobre las que se buscará trabajar para hacer más eficiente el desarrollo del sector en los próximo 15 años.

El titular de la Secretaria de Energía (Sener), Jordy Herrera, destacó que los cambios se basarán en tres objetivos principales: sustentabilidad ambiental, seguridad energética, y eficiencia económica y productiva.

Detalló que con respecto a las versiones anteriores, la actual ENE espera trabajar en recursos potenciales de shale gas y fortalecer a la industria petroquímica, así como en la revisión y conciliación en la estimación del monto de reservas al 1 de enero de 2012.

También establece que la meta de participación de fuentes no fósiles para generar electricidad aumente a 35 por ciento; busca la reducción de emisiones de gases efecto invernadero y plantea un conjunto de escenarios posibles hacia 2026.

La estrategia pretende poner un piso común, en términos de diagnóstico con los datos más recientes y a partir de ahí definir hacia donde se quiere llevar al país.

Al concluir el Seminario Internacional ?El Futuro de la Energía?, detalló que la estrategia incluye la visión de dos escenarios: uno proactivo en el que se exponen los posibles resultados si se dedican esfuerzos a hacer las cosas, y uno pasivo, en el que se presentan las consecuencias de dejarse llevar por la inercia a un escenario no deseado.

De los objetivos centrales que plantea la nueva estrategia enviada este miércoles al Congreso de la Unión por el Ejecutivo federal se establece la meta de restituir las reservas e incrementar la producción de crudo y la de gas natural.

Lo anterior será mediante el desarrollo de las plataformas de Cantarel, Ku-Maloob-Zaap, así como de los nuevos yacimientos descubiertos en aguas profundas y la aplicación de técnicas de recuperación mejorada.

También se propone diversificar las fuentes de energía, dando prioridad al incremento en la participación de tecnologías no fósiles a fin de que su participación represente 35 por ciento del total de energía generada para 2026.

Además señala la meta de incrementar los niveles de eficiencia en el consumo de energía de todos los sectores, a fin de conseguir ahorros que vayan del uno por ciento logrado en 2011 al 15 por ciento dentro de 15 años.

Incluye además el objetivo de reducir el impacto ambiental del sector energético para no rebasar el tope de 567 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Destaca la necesidad de operar de forma eficiente, confiable y segura la infraestructura energética, a fin de reducir las pérdidas de electricidad de 17.3 por ciento en 2011 a 8.0 por ciento en 2026.

Plantea además fortalecer y modernizar la infraestructura del sector energético, que permitan la explotación de recursos con gran potencial como el Shell Gas, y en el sector eléctrico desarrollar el sistema nacional interconectado.

Finalmente propone impulsar el desarrollo de la Industria Petroquímica Nacional, a fin de contar con un sistema de producción y comercialización eficiente de petroquímicos.

Aclaró que no se deben perder de vista los periodos de maduración de estos proyectos en el sector energético, toda vez que las decisiones que se tomen hoy repercutirán en no menos de un lustro y tendrán los beneficios más allá de los cinco primeros años.

Por ello la importancia de la presente estrategia, con una visión de 15 años que permitan un margen de operación razonable para alcanzar metas tangibles, destacó.

NTX/EGL/ERH

0
comentarios
Ver comentarios