La tierra de la esperanza paga su deuda de amor y gratitud al Papa polaco

Bogotá, 28 abr (EFE).- Los católicos de América Latina recordarán con infinidad de actividades al Papa Juan Pablo II (1920-2005) en su beatificación, como señal de veneración y cariño y en retribución de la predilección que siempre les demostró durante su pontificado.

La frase "una deuda de amor y gratitud nos une para siempre a Juan Pablo II", pronunciada hoy por un integrante de la Conferencia Episcopal de Chile en referencia a su país, es válida para toda la región debido a la especial relación que mantuvo el papa polaco con "el continente de la esperanza", como él mismo lo bautizó.

El homenaje a Karol Wojtyla por su beatificación comprende desde misas, vigilias y otras ceremonias religiosas hasta conferencias y exposiciones sobre sus numerosos viajes por América Latina, donde reside la mitad de los casi 1.200 millones de católicos del mundo.

Además, dos presidentes (México y Honduras), dos primeras damas (República Dominicana y Honduras), un vicepresidente (Panamá), cuatro cancilleres (Argentina, Colombia, Chile y El Salvador), otros altos funcionarios, cardenales, arzobispos y obispos de Latinoamérica tienen previsto asistir a la ceremonia de beatificación en el Vaticano el 1 de mayo.

Latinoamérica estará bien representada también entre los numerosos fieles de todo el mundo que viajarán a Roma con motivo de la ceremonia que encabezará el Papa Benedicto XVI, el sucesor de Juan Pablo II en la silla de San Pedro.

Será la primera vez en los últimos diez siglos de la Iglesia católica que un Papa proclame beato a su predecesor.

Juan Pablo II "supo comunicarse al mundo" y "hoy el mundo le va a pagar lo que él hizo en su pontificado por la humanidad, más allá de las fronteras religiosas", dijo en estos días el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez.

Muchas de las actividades organizadas con motivo de la beatificación se celebrarán en los mismos lugares en los que Wojtyla congregó a multitudes, especialmente de jóvenes.

Otras tendrán lugar en los monumentos dedicados a su figura o conmemorativos de sus visitas que hay repartidos por toda América Latina, cuyo número va a aumentar en estos días.

Los obispos de Brasil, el país con más católicos del mundo, que fue visitado tres veces por el Papa polaco, han pedido a los fieles que se vuelquen el próximo domingo a los templos para "manifestar su alegría y gratitud por la beatificación".

No se han organizado ceremonias especiales pero sí, como en otros muchos países, se han instalado pantallas gigantes de televisión en iglesias para que los fieles puedan seguir lo que ocurra en la Plaza de San Pedro.

Otro país millonario en católicos, México, comenzó las celebraciones el pasado 2 de abril, aniversario de la muerte de Juan Pablo II, cuando 70.000 personas se concentraron en el Estadio Azteca y pudieron recordar con la ayuda de vídeos las cuatro visitas del Pontífice y las palabras que dedicó a los mexicanos.

El 1 de mayo está prevista una jornada de oración y reflexión con la participación de más de 8.000 jóvenes antes de la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II, la cual será trasmitida en pantallas gigantes en el atrio de la Basílica de Guadalupe.

Convocatorias similares habrá en la mayoría de los países, al igual que otras actividades como exposiciones de reliquias del nuevo beato, inauguraciones de monumentos, seminarios y conferencias.

En Granada, ciudad a unos 45 kilómetros de Managua, durante el fin de semana se venerarán en la catedral ornamentos y prendas litúrgicas de Juan Pablo II, muchas impregnadas por su sudor, según el obispo Jorge Solórzano, quien cree que eso servirá para dar "fortaleza y ánimo" a los fieles.

Capítulo aparte en las celebraciones es la exhibición de varios "papamóviles", los vehículos dotados con un habitáculo acristalado para que pudiera ser visto por los fieles sin arriesgar su seguridad que Juan Pablo II usó en sus visitas.

Varios modelos de "papamóvil" han sido desempolvados para que este fin de semana recorran las calles o simplemente sean mostrados al público en Costa Rica, El Salvador y Argentina en recuerdo de su ilustre pasajero.

El llamado Papa viajero visitó prácticamente todos los países americanos durante su largo pontificado (1978-2005).

Sin embargo, el viaje que generó más expectación fue el que hizo a Cuba en 1998, por ser un país bajo un régimen comunista y por encontrarse con otra fuerte personalidad, Fidel Castro.

Tanto en Cuba como en Miami (EE.UU.), donde reside un gran número de cubanos, muchos de ellos exiliados, se celebrarán misas de acción de gracias por su beatificación.

En la iglesia Nuestra Señora de la Caridad, la patrona de Cuba, de Miami se desvelará después de una de esas misas un mosaico con la imagen de Juan Pablo II rodeado de un típico paisaje cubano.

La beatificación coincide con el 25 aniversario del primer y único viaje de Juan Pablo II a Colombia, motivo por el cual se ha encargado una escultura a la artista Julia Merizalde que será colocada en alguno de los lugares que el papa Wojtyla visitó.

En el pueblo argentino de Tupungato, a unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires, una de sus plazas cambiará su nombre por el de Juan Pablo II este domingo por iniciativa de sus ciudadanos.

En coincidencia con la beatificación, la Conferencia Episcopal de Bolivia presentará la tercera edición de un libro sobre la visita de Juan Pablo II al país en 1988, que incluirá material audiovisual.

En Paraguay, cuyo presidente, Fernando Lugo, fue obispo católico, la Conferencia Episcopal llamó a vivir "con profunda alegría" la beatificación, porque "es justo reconocer las virtudes de una persona que ha logrado transmitir fielmente el amor de Dios a toda la humanidad".

"Una deuda de amor y gratitud nos une para siempre a Juan Pablo II. Su mediación por el conflicto del Beagle nos salvó de una guerra con Argentina y su visita a Chile marcó nuestra vida personal y social ayudándonos a transitar en paz a la plena democracia", señaló, por su parte, Cristián Precht, vicario general de la Pastoral del Arzobispado de Santiago.

0
comentarios
Ver comentarios