Celebra Sinfónica Esperanza Azteca Día del Niño en el Papalote

México, 30 Abr. (Notimex).- Bajo la escrupulosa batuta del maestro Julio Saldaña, la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca de Puebla (OSEAP) ofreció esta tarde un concierto didáctico extraordinario, en el Museo Papalote de esta ciudad, con el que sus elementos celebraron el Día del Niño.

El patio del recinto interactivo localizado en Chapultepec se vistió de verde, amarillo y negro, cuando llegaron los jóvenes músicos cuyas edades fluctúan entre los cinco y los 17 años. El director Saldaña se presentó frente a los niños instrumentistas y de inmediato sonaron los acordes de la primera obra.

Lo realmente interesante comenzó antes de ofrecer la segunda selección musical, "Sensemayá" del músico y compositor mexicano Silvestre Revueltas, quien actualmente presta su nombre completo a numerosas salas de conciertos diseminadas en toda la geografía nacional; es que fue un gran talento musical.

De él, el director subrayó sus atributos como hombre de música y recordó que "Sensemayá" está inspirada en un poema que narra el ritual para matar a una serpiente culebra. "Para los adultos es muy difícil entender todo ésto, más no así para los niños. En cortesía para los papás, voy a explicarles", dijo Saldaña.

Entonces, ante la atónita mirada de hijos, papás, mamás, abuelos y abuelas, el de la batuta explicó que esa pieza musical tiene cuatro momentos cruciales que corresponden a los cuatro personajes centrales. "El primero es la serpiente culebra, animal protagónico de esta historia que escribió el genial Revueltas".

Al pedir silencio a la concurrencia, el director dio paso a la entrada y paseo por el escenario de una gran serpiente, a la usanza china, manipulada por tres niños, quienes la hicieron mover onduladamente dando así la impresión de que la culebra estaba viva y que de un momento a otro saltaría fuera del proscenio.

El segundo momento cúspide de la pieza fue con el chamán, de túnica blanca y plumas de pavorreal en su diadema; luego vino la sobria intervención de los sacerdotes y ayudantes del mismo chamán y finalmente, los cantos y plegarias. Con todos esos elementos, la orquesta interpretó "Sensemayá".

Los personajes, cánticos, plegarias y animales fueron convertidos en música por la genialidad que poseyó Silvestre Revueltas, explicó el director de la orquesta, al tiempo que pidió a los músicos adolescentes que tocaran sus instrumentos para que los presentes apreciaran la veracidad de sus palabras.

Luego siguieron el "Coro de los esclavos hebreos", de la ópera "Nabuco", de Giuseppe Verdi; "Aleluya", de George Friederich Handel; "Novena sinfonía", de Ludwig van Beethoven; "Oh fortuna", de la ópera "Carmina Burana", de Carl Orff; "Terranova", de Richard Meyer; "Filadelfia", de J. Sibelius, y "Danzón No. 2" de Arturo Márquez.

Cada pieza estuvo acompañada por los comentarios del maestro Saldaña, quien siempre estuvo atento a las reacciones del público y al buen desempeño de los integrantes de la orquesta que por primera vez se presentó en este recinto. Para la presentación, asistieron sólo 200 de los integrantes del grupo.

Al término del concierto, que será repetido hoy mismo a las 17:00 horas, para un público diferente, se comentó para todos los asistentes que la (OSEAP) inició sus actividades formales en marzo de 2009 como un proyecto social que busca el desarrollo integran de los niños, que incluye programas pedagógicos.

NTX/JCC/MCV

0
comentarios
Ver comentarios