Espera CAP la firma de un gran pacto rural

México, 28 Feb. (Notimex).- El sector rural del país es más grande que las heladas, sequías o inundaciones, pero la solución a los problemas tendrá que darse con unidad mediante un "gran pacto rural" que está pendiente, indicó el Congreso Agrario Permanente (CAP).

El presidente de ese organismo para el campo, José Luis González Aguilera, señaló que lo más grave es que los acaparadores de granos pretendan aumentar el precio del maíz a pesar de que reciben muchos subsidios, como ocurre con Cargill o Maseca.

También existe el problema de que la banca quiere operar con dispersores de crédito, a pesar de que no hay muchas de esas instituciones en el sector rural, por lo que aunque el gobierno tiene recursos, carece de los mecanismos suficientes para hacer llegarlos a los productores.

En entrevista con Notimex, aseveró que lo ocurrido en el Norte de México "fue una situación de heladas a la que el campo puede sobreponerse, y el gobierno tiene la capacidad de mantener los precios justos y de que se vigilen".

Mencionó que hace unos días los dirigentes del CAP se reunieron con el secretario de Economía, Bruno Ferrari, y le informaron su preocupación sobre los acaparadores, porque el precio del maíz en algunas partes llega a los cinco mil pesos la tonelada y en otras está a entre dos mil y dos mil 500 pesos.

Se pidió a las autoridades correspondientes que el Congreso Agrario sea partícipe de la instancia que vigila los precios del grano, en los que se ve una gran variabilidad.

El líder rural destacó que en contingencias como la actual es muy importante la solidaridad nacional, pero "hay grandes fortunas que se logran con el dolor ajeno, pues los especuladores dicen que cuando se pierden las cosechas es cuando debe aumentarse el precio".

Las acciones que se han planteado como la resiembra y las dispensas fiscales si funcionan, pero lo que más puede servir es la instrucción presidencial de que se abran las ventanillas para el crédito en el sector rural para que la gente tenga manera de trabajar.

Refirió que no se prevé una escalada de precios, "pues el Estado mexicano es fuerte, lo que se necesita es una Secretaría de Economía congruente con la economía del país, "y que el pretexto de las heladas en Sinaloa, Sonora y parte de Tamaulipas no sirva para elevar los precios".

Al reconocer que ha aumentado el precio de la tortilla, refirió que "hay que apretar", porque no se puede permitir que se incrementen los precios por falta de vigilancia, por lo que el CAP pidió ser parte de la instancia que vigila el precio de ese alimento.

Respecto al Gran Pacto Rural, detalló que ya se habló con los titulares de las secretarías de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar Prieto, y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Francisco Mayorga Castañeda, y estuvieron de acuerdo en trabajar sobre el tema.

Señaló que a los dirigentes de las organizaciones campesinas se les presentará un bosquejo del Nuevo Pacto Rural, pero "creo que debe ser un documento político, que no implique números, sino un compromiso de las organizaciones y del Gobierno de la República".

Destacó que "a pesar de la ola delincuencial, las organizaciones sociales han garantizado los últimos años la paz social en el campo, porque la gente del sector rural cree que pueden cambiar las cosas.

En la producción agropecuaria para este año "vamos bien porque hemos recibido respaldos, anteriormente no había apoyos para la compra de insumos productivos y el Programa Especial Concurrente tiene más de 290 mil millones de pesos, el problema es que las reglas de operación son difíciles", concluyó.

NTX/MAS/MCC

0
comentarios
Ver comentarios