Grecia promete ayuda especial a los fondos de pensiones afectados por la quita

Atenas, 24 feb (EFE).- El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, ha prometido hoy ayudas especiales a los fondos de pensiones griegos que poseen bonos del Estado y que, por tanto, se verán afectados por la quita aprobada por el Parlamento heleno.

Según los datos del Ministerio griego de Finanzas, estos fondos de pensiones poseen 27.000 millones de euros en bonos, del total de 206.000 que será recortado en un 53,5 %.

El valor de los bonos tenidos por estos fondos ya se había visto reducido sensiblemente debido a su comercio en los mercados secundarios, poniendo en riesgo el cobro de las pensiones de aquellos que habían aportado sus cotizaciones.

"Esas carteras serán reemplazadas por dinero en efectivo y por nuevos y mejores bonos, con un valor presente neto mucho mayor. Además, el Parlamento ha aprobado la creación de un organismo público especial, a través del cual se transferirán recursos públicos a estos fondos", explicó Venizelos ante el hemiciclo.

El proceso de la quita permitirá a Grecia "escapar de la vorágine", aseguró el ministro.

Pero para ello el país deberá mostrarse "unido, serio, confiable, persistente y trabajar, trabajar, trabajar", añadió.

De hecho, el primer ministro heleno, el exbanquero Lukás Papadimos, reconoció hoy, durante la presentación del consejo de ministros en el que se aprobará el anuncio público de la quita, que el proceso de la quita será "un esfuerzo titánico".

Este proceso, denominado oficialmente Participación del Sector Privado (PSI) y pactado la noche del pasado lunes con el Eurogrupo junto al préstamo de 130.000 millones de euros, significará la condonación de unos 107.000 millones de euros, es decir, el 53,5% del monto de los bonos tenidos por grandes bancos privados y fondos de inversión.

Los bonos serán sustituidos por nuevos títulos griegos por un valor del 30,5% de los actuales, de 20 años de vencimiento a contar desde 2023, más otros con un valor del 15 % emitidos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), con vencimiento a dos años. El interés será variable.

La legislación sobre la quita incluye un mecanismo llamado Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) que permitirá obligar a los tenedores de la deuda helena a acogerse a la quita si hay una mayoría de acreedores que apoya la reestructuración.

Una vez la mitad de los tenedores (por monto de deuda) acepten acogerse a la quita, se dará por comenzado el proceso.

Si se considera necesario forzar a los bonistas minoritarios, se deberán activar las CAC, aunque se necesitará el acuerdo previo de dos tercios de los tenedores.

Las agencias de calificación han anunciado que el uso de estas cláusulas será considerada un "impago" que activaría las seguros de impago crediticio (CDS).

0
comentarios
Ver comentarios