SÍGUENOS EN

Nacional

El enviado especial de la UE espera que Libia entre en una fase de transición

Bruselas, 31 ago (EFE).- El enviado especial de la Unión Europea (UE) para la región del sur del Mediterráneo, el diplomático español Bernardino León, confió hoy en que Libia sea el próximo país que entre en un periodo de transición, una fase en la que ya se encuentran Egipto, Túnez, Jordania y Marruecos, a los que se desplazó este verano.

León explicó que estos últimos cuatro países se encuentran en un estado más avanzado y requieren de mayor atención a corto plazo, pero confió en que el siguiente sea Libia.

"Todos esperamos que entre en una fase de transición", afirmó tras una reunión con la comisión de Exteriores del Parlamento Europeo (PE) para analizar los retos que plantean los conflictos y procesos de democratización de los últimos meses en varios países árabes.

León explicó que mañana, cuando se reúne en París el Grupo de Contacto sobre Libia, se van a fijar las prioridades a seguir para ese país.

"Esas prioridades pasan en primer lugar por responder a las necesidades básicas de la población libia", afirmó y señaló que la segunda tarea consistiría en garantizar la seguridad.

"Seguramente entraremos en la reforma del sector de seguridad igual que estamos hablando con otros países de la región", añadió.

La reconstrucción a través de la cooperación económica y garantizar que Libia va a contar con el apoyo de la comunidad internacional sería el tercer paso, según León.

Además, se procedería a consolidar la transición, donde comienza la labor del enviado especial que de momento dice no haber mantenido contacto con el Consejo Nacional de Transición (CNT) si bien consideró "positivos" los mensajes que ha emitido sobre la elaboración de una constitución y la transición.

León aclaró que una vez concluya definitivamente el conflicto de Libia "la comunidad internacional empezará a organizar el posconflicto", aunque ya existe una misión europea trabajando sobre el terreno.

El eurodiputado español Raül Romeva (ICV) señaló tras la reunión que León reconoció en su primera comparecencia ante los miembros del PE "las dificultades" que afronta la región, en "un periodo muy complejo" en el que lo primero que hay que hacer es determinar quiénes son los interlocutores" y entablar contactos para lanzar un proceso de acompañamiento por parte de la UE.

Para el también eurodiputado español José Ignacio Salafranca (Partido Popular), se trata de trasladar el apoyo de la Unión a estos procesos de transición a fin de promover "mayor democracia, mayor estabilidad en la política de vecindad de la UE".