La economía española se estanca por el menor gasto público

Madrid, 31 oct (EFE).- La economía española se estancó en el tercer trimestre del año con un crecimiento cero, dos décimas menos que en los tres meses precedentes, un dato negativo que se suma al incremento imparable del desempleo que supera el 21 por ciento de la población activa.

El estancamiento de la economía se debe principalmente a los recortes de gasto de las administraciones públicas debido a la lucha contra el déficit y a que el sector de la construcción, que durante años fue el motor económico, sigue sin reactivarse.

Los datos fueron difundidos hoy en el último boletín económico del Banco de España, que constata que la variación del Producto Interior Bruto (PIB) fue nula entre julio y septiembre, frente a las dos décimas de crecimiento del trimestre anterior, lo que deja el avance interanual en el 0,7 por ciento.

El organismo supervisor español advierte de que las exportaciones de bienes y el turismo -que constituyen el principal soporte actual de la economía española- podrían desacelerarse en el último tramo del año.

El Banco de España señala que el gasto de las administraciones públicas se contrajo en el tercer trimestre debido al recorte en empleo público y, sobre todo, de las compras netas, por los planes de austeridad presupuestaria.

El supervisor alude también a la caída de la inversión en el sector de la construcción, que se intensificó por el ajuste en el mercado de la vivienda y por los efectos de los recortes presupuestarios en el ámbito de las obras públicas.

El consumo de los hogares y la inversión empresarial mostraron ligeros avances trimestrales, aunque el clima de incertidumbre y la desconfianza podría hacer que empeorarán.

La debilidad del gasto privado, que creció una décima, se explica por la pérdida de poder adquisitivo, la pérdida de valor de la riqueza, la falta de crédito y la desfavorable evolución del mercado de trabajo.

Sin embargo, el boletín del organismo supervisor destaca que en comparación con el año anterior el consumo privado se ha recuperado significativamente después de la notable caída de 2010.

El Banco de España alertó también de que la debilidad de la recaudación de impuestos y la inercia del gasto, sobre todo en las comunidades autónomas, ponen en riesgo el cumplimiento del objetivo de no superar el 6 % del PIB en el déficit de 2011.

Según el organismo supervisor español, si estos riesgos se materializan sería "imprescindible" adoptar medidas adicionales para el cumplimiento de los objetivos fiscales.

No obstante, considera que la magnitud de la desviación está a tiempo de ser corregida mediante una adecuada gestión de la ejecución presupuestaria en lo que queda de ejercicio.

En la misma línea, señala que los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que se aprobarán con retraso debido a las elecciones generales que se celebrarán en España el próximo 20 de noviembre, "deberán articular los esfuerzos necesarios" para asegurar el objetivo de déficit para ese año, situado en 4,4 % del PIB.

Recuerda además que los compromisos del Gobierno con la UE en materia fiscal son "incondicionales" y que la economía española está bajo "un estrecho escrutinio" en medio de la crisis de deuda soberana en Europa.

La prima de riesgo española, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, cerró la sesión de hoy en 348 puntos básicos, una cota muy superior a los 334 de la apertura, afectada de nuevo por las dudas sobre la capacidad de Europa para resolver la crisis de deuda.

Para el analista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, el alza de la prima de riesgo española hoy es consecuencia de las dudas que ha vuelto a suscitar en el mercado la capacidad de Europa para resolver la crisis griega y frenar el contagio por la falta de detalles del acuerdo europeo de la pasada semana.

Para el analista José Luis Martínez, de Citi, los últimos datos macroeconómicos de España, como el desempleo conocido la semana pasada -al borde de los cinco millones de parados, el 21,52 % de la población activa-, no han sido positivos.

Considera además, que tampoco ayuda a mejorar la situación el hecho de que el Banco de España anunciara hoy que la economía española se estancó en el tercer trimestre del año.

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, afirmó hoy que "España dejó de estar en la zona de riesgo" y aseguró que la que ralentización de la economía se da "en toda la zona euro".

0
comentarios
Ver comentarios