Wall Street encadena dos días a niveles de 2008 tras las palabras de Bernanke

Nueva York, 27 abr (EFE).- Wall Street encadenó hoy dos días en su nivel más alto desde junio de 2008 aupado por las palabras del presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, que alivió a los inversores manteniendo una política monetaria expansiva que trata de reforzar la todavía débil recuperación económica del país.

El máximo responsable del banco central estadounidense realizó una esperadísima e inédita conferencia de prensa al término de la reunión de dos días de la Comisión del Mercado Abierto de la Reserva, la primera comparecencia de este tipo en la historia del organismo.

Durante casi una hora, Bernanke respondió a las preguntas de los periodistas en Washington, donde defendió la efectividad del llamado "QE2", el programa de compra de bonos del Tesoro por valor de 600.000 millones de dólares, y confirmó que esta iniciativa continuará hasta finales de junio, tal y como estaba previsto.

Sin embargo, la política monetaria expansiva de la Reserva continuará aún por más tiempo, gracias a unos tipos de interés excepcionalmente bajos, con los que el banco central tratará de seguir motivando a las empresas estadounidenses a pedir dinero prestado.

Aunque las palabras de Bernanke apenas trajeron sorpresas y confirmaron lo que todos esperaban, sí que lograron despertar el ánimo comprador en Wall Street, que había estado adormecido durante toda la jornada a la espera de que por fin se conociese el resultado de la importante cita que estaba teniendo lugar en Washington.

Así, el Dow Jones de Industriales y el S&P 500 revalidaron los máximos de casi tres años que ya habían tocado el martes, al acabar la jornada con sendos avances del 0,76 % y el 0,62 %, con lo que quedaron en las 12.690,96 y 1.355,66 unidades, respectivamente.

Aún mejor fue el día para el índice que mide la evolución del mercado Nasdaq, donde cotizan algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo y que, con una subida del 0,78 %, se colocó en los 2.869,88 enteros, su nivel más alto desde diciembre de 2000.

A pesar de que la Fed rebajó sus expectativas de crecimiento económico en Estados Unidos para 2011 hasta una horquilla de entre el 3,1 % y el 3,3 %, los inversores se fijaron más en las buenas noticias que salieron de esa reunión.

El arranque de la jornada ya había estado predominado por los avances, gracias también al ámbito macroeconómico, ya que hoy se conoció que los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de Estados Unidos aumentaron un 2,5 % en marzo, el tercer incremento mensual consecutivo, lo que refleja una mayor disposición de las empresas a invertir en equipos y un aumento de las exportaciones hacia las economías emergentes, como China.

Además este miércoles los inversores conocieron buenas noticias desde el ámbito empresarial, entre las que destacó que el fabricante de productos para la higiene personal Johnson & Johnson, uno de los gigantes que compone el índice Dow Jones, ha realizado la mayor adquisición de su historia.

El grupo estadounidense anunció que se hará por 21.300 millones de dólares con la firma suiza Synthes, una de las compañías líderes a nivel mundial en la fabricación de equipos médicos e implantes ortopédicos.

Por su parte, otra empresa de ese índice, la farmacéutica Merck, anunciaba que recomprará acciones por valor de 5.000 dólares, al tiempo que la aeronáutica Boeing, también del Dow Jones, presentaba unos resultados empresariales mejores de lo esperado en Wall Street.

El fabricante de aviones anotó una ganancia neta de 586 millones de dólares en el primer trimestre de 2011, el 13 % más que de enero a marzo de 2010, aunque sus ingresos en estos tres primeros meses del año fueron de 14.910 millones de dólares, el 2 % menos que el año anterior.

Los resultados de Boeing contrarrestaron los de la petrolera Conoco Phillips, que decepcionó a los inversores al verse afectada por la inestabilidad en Libia, a pesar de que logró ganar entre enero y marzo de este año 3.028 millones de dólares, el 44,32 % más que en el mismo periodo del año precedente, impulsada por el encarecimiento del crudo.

Precisamente el petróleo subió hoy hasta los 112,76 dólares por barril, al tiempo que el oro volvió a batir un récord histórico al cerrar a 1.517,1 dólares la onza, debido en parte al pronunciado descenso del dólar tras las declaraciones de Bernanke, de forma que este miércoles por un euro se pagaban 1,4794 dólares, comparado con los 1,4640 de la sesión anterior.

0
comentarios
Ver comentarios