Los emperadores de Japón visitarán las zonas más afectadas por el tsunami

Tokio, 26 abr (EFE).- Los emperadores de Japón, Akihito y Michiko, comenzarán mañana, miércoles, una serie de visitas a las provincias más afectadas por el tsunami del 11 de marzo, que causó 14.416 muertos y 11.709 desaparecidos, informó hoy la televisión pública NHK.

Está previsto que los emperadores viajen mañana a Miyagi, la provincia más devastada y con mayor número de víctimas, 8.702 fallecidos y 6.803 desaparecidos, según el último recuento policial.

Akihito y Michiko, de 77 y 76 años, volarán desde Tokio hasta esta provincia nororiental en un avión de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército), y luego tomarán un helicóptero para sobrevolar la zonas arrasadas por la masa de agua, detalló NHK.

Después acudirán a Minamisanriku, uno de los pueblos barridos por el tsunami, en el que hubo cerca de 1.100 muertos o desaparecidos y donde más de 6.200 personas siguen en 41 centros de evacuación.

Allí irán a un colegio convertido en refugio para hablar con los evacuados y los equipos de asistencia y reconstrucción.

Antes de regresar a Tokio visitarán la ciudad de Sendai, la capital de Miyagi, donde el tsunami arrasó barrios enteros e infraestructuras como el puerto y el aeropuerto.

El 2 de mayo los emperadores tienen previsto viajar a la provincia de Iwate y el 11 de mayo a Fukushima, donde a la tragedia del tsunami se une la crisis nuclear en la planta de Daiichi, que ha obligado a evacuar a unas 80.000 personas en un radio de 20 kilómetros de la central.

El de mañana será el tercer viaje de los emperadores a una zona afectada por el desastre, tras visitar las últimas semanas las ciudades de Asahi, al oeste de Tokio, y Kitaibaraki, al norte de la capital, aunque en ambas hubo mucho menos daños que en Miyagi, Fukushima e Iwate.

A finales de marzo y principios de abril acudieron además a refugios de Tokio y Saitama para dar ánimos y consolar personalmente a los evacuados.

El 16 de marzo, cinco días después del seísmo, Akihito, de salud delicada, se dirigió a los japoneses en el primer mensaje por televisión de sus 22 años de reinado para pedirles que resistan y se ayuden unos a otros con el fin de superar la peor crisis del país desde la II Guerra Mundial.

0
comentarios
Ver comentarios