SÍGUENOS EN

Nacional

Los más ricos de Alemania dicen estar dispuestos a pagar más impuestos

Michael Otto, el magnate de la venta por correspondencia en Alemania; Martin Kind, presidente del club de fútbol de Hanover; Jürgen Hunke, asegurador; y el cantante Marius Müller-Westernhagen, son las personalidades dispuestas a que

Cuatro grandes ricos alemanes dicen estar dispuestos a pagar más impuestos para reducir la deuda pública, siguiendo el ejemplo del estadounidense Warren Buffet así como de algunos millonarios franceses, según la edición de Die Zeit que saldrá este jueves.

 

Se trata de Michael Otto, el magnate de la venta por correspondencia en Alemania; Martin Kind, presidente del club de fútbol de Hanover; Jürgen Hunke, asegurador; y el cantante Marius Müller-Westernhagen.

 

Die Zeit precisa que ha interrogado a un centenar de millonarios, aunque la mayoría ha rechazado responder.

 

"No tendría nada en contra de un aumento de los impuestos a los ingresos más altos", dijo Otto, quien se opone, no obstante, a la reintroducción en Alemania del impuesto a la fortuna, abolido en 1997, según extractos del artículo.

 

"Un aumento generalizado de impuestos a la sucesión sería razonable. No hablo de la vivienda familiar, sino de gente que tiene centenares de millones de euros", declaró Hunke.

 

Kind señaló por su parte que "aceptaría" pagar más impuestos a condición de que el Estado se comprometa a reducir la deuda.

 

Müller-Westernhagen considera que "algunos puntos más del porcentaje de impuestos no empobrecería a los ricos. Al contrario, todo el mundo se enriquece si los ingresos fiscales sirven para pagar los intereses de la deuda".

 

El millonario estadounidense Warren Buffet, que el pasado año logró que algunos riquísimos compatriotas donaran la mitad de sus fortunas, reclamó recientemente una contribución fiscal a los "mega ricos" para reducir la astronómica deuda de Estados Unidos.

 

La semana pasada, 16 grandes fortunas francesas lanzaron un llamamiento similar en el que pedían una "contribución excepcional" de los grandes ricos.

 

El Gobierno de Nicolas Sarkozy introdujo una tasa excepcional del 3% para los ingresos superiores a los 500 mil euros anuales para reducir el déficit.

 

En Alemania, la tasa de imposición de los ingresos superiores a los 52 mil euros por año es del 42%, y del 45% para los que superan los 250 mil euros anuales si se trata de una persona sin cargas familiares. Hace diez años era de más del 50%.

 

Con una fortuna estimada en 15 mil millones de euros, el alemán más rico es Karl Albrecht, uno de los dos fundadores del supermercado de bajos precios Aldi.AFP