Argentina pide prevenir dictaduras ante crisis Libia

En medio de la ola de protestas en Medio Oriente contra regímenes enquistados desde hace décadas, Argentina reclamó el lunes mayor compromiso a la comunidad internacional para "prevenir" las dictaduras y pidió

BUENOS AIRES (AP) — Argentina se ha manifestado "profundamente preocupado" por la feroz represión ordenada por el líder libio Moamar Gadafi contra el levantamiento popular en su país, en sintonía con el repudio de sus vecinos Brasil y Chile.

"En estos días aciagos en que permanentemente nos llegan noticias de represiones violentas a manifestaciones populares que reclaman mayores libertades es importante recalcar, una vez más, que los gobiernos deben respetar sin dilación la voluntad de sus pueblos", expresó el canciller Héctor Timerman el lunes durante la sesión plenaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza.

Las voces de preocupación comenzaron a surgir luego de que Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia salieron en defensa de su aliado en el Medio Oriente.

El Consejo de Seguridad de la ONU, del que Brasil es miembro, impuso en forma unánime el sábado sanciones contra Libia, entre ellas un embargo de armas y un pedido a la Corte Penal Internacional para que investigue a Gadafi por violaciones a los derechos humanos.

La oposición en Venezuela exigió el lunes al presidente Hugo Chávez que endurezca su postura hacia el líder libio y le retire la condecoración que le otorgó en el 2009.

Chávez dio su apoyo tácito a su aliado libio.

"No puedo decir que apoyo, que estoy a favor o aplaudo cualquier decisión que tome cualquier amigo mío en cualquier parte del mundo", dijo el gobernante sudamericano el sábado durante un discurso televisado. "Nosotros sí apoyamos a la independencia de Libia, al gobierno de Libia. Queremos la paz para la Libia".

La oposición consideró como "irresponsables" las declaraciones que ha realizado Chávez sobre la crisis en Libia, y acusó al mandatario venezolano de tratar de "banalizar esta criminal represión" que han sufrido los disidentes libios.

Por su parte, el vicecanciller de Ecuador, Kintto Lucas, destacó el lunes que su país "ha condenado fuertemente la violación de los derechos humanos, tanto por parte del gobierno Libia como por parte de sectores de la oposición (de ese país)".

Un levantamiento contra el régimen de Gadafi comenzó el 15 de febrero y se ha extendido prácticamente a toda la mitad oriental del país. El régimen ha respondido abriendo fuego contra los manifestantes en numerosas ciudades, con un saldo de cientos de muertos.

0
comentarios
Ver comentarios