Ocampo afirma que el dinero de Gadafi puede destinarse a reparar víctimas libias

México, 30 ago (EFE).- El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, afirmó hoy que las víctimas de la violencia del líder libio Muamar el Gadafi podrían reclamar que se les compense con la fortuna del dictador.

"Podemos pedir embargo de bienes para reparar a las víctimas", indicó hoy el jurista argentino durante la sesión "Importancia de la acción de la justicia internacional y de la fiscalía de la CPI", que se celebró dentro de la segunda jornada del foro "Legalidad democrática, ética, derechos humanos y seguridad" en la Cámara baja mexicana.

"En la CPI las víctimas juegan un rol importante y pueden reclamar compensación", explicó en videoconferencia el fiscal jefe de esa corte a una pregunta sobre el caso de Libia.

En febrero pasado el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió por unanimidad la investigación "impactado por las condiciones que mostraban las matanzas en Libia".

Moreno Ocampo valoró muy positivamente que, mientras en casos como el de Darfur (Sudán) el órgano de la ONU tardó tres meses en determinar la apertura de una investigación, en Libia se acordó "en dos días" y por 15 votos a favor, todos los del Consejo.

Hace cinco meses la CPI decidió investigar a Gadafi, a algunos de sus hijos y cuatro altos cargos de su régimen por presuntos crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos desde febrero en la represión de las protestas en Libia.

Entonces Moreno Ocampo dijo que Gadafi, al estar a la cabeza del régimen, tenía una "autoridad de hecho" sobre los crímenes, que hasta ahora se centran en los actos de represión contra manifestantes "pacíficos" desde el pasado 15 de febrero en las ciudades de Bengasi, Misrata y Trípoli.

Para el fiscal, quien dijo desconocer si el dinero de Gadafi en cuentas de bancos internacionales es o no de procedencia ilegal, el uso de los fondos es "una cosa adicional que la CPI puede brindar a las víctimas" porque el tribunal internacional permite que las víctimas recurran a él.

Recordó que hay cuestiones que superar, como el hecho de que el dirigente libio "no tiene ningún cargo legal" en su país, donde la ley establece que la opinión de Gadafi es "obligatoria" para las instituciones de ese país africano.

En el caso de Libia, Moreno Ocampo consideró que la fiscalía de la CPI "se convirtió en una institución normal, con un país normal" y logró "actuar con rapidez" contra el dictador y su entorno, lo que "ayudó a proteger a las víctimas".

Hasta ahora, la fiscalía solamente ha inculpado a un jefe de Estado, en ejercicio o no: el presidente sudanés Omar Al-Bashir, que sigue prófugo, por el conflicto en la región de Darfur.

0
comentarios
Ver comentarios