Desplegaron "alas" 270 mujeres y hombres en cielo de Santa Lucía

*Saltan futuros paracaidistas de Sedena

Por Arturo Angel Mendieta, enviado

Santa Lucía, Mex, 28 Jul. (Notimex).- Aunque todavía no portan las alas en su solapa, los 270 hombres y mujeres del Ejército que buscan convertirse en fusileros paracaidistas, "volaron" esta mañana en el cielo de la Base Aérea de Santa Lucía, después de completar exitósamente los saltos 3 y 4 de su adiestramiento.

Un mes de un arduo entrenamiento físico y técnico en tierra es el que tuvieron que cumplir estos militares, 71 mujeres y 199 hombres, para finalmente abordar los aviones Casa C-295 de la Fuerza Aérea Mexicana que los elevaron a mil 500 pies de altura.

Los 25 kilos de equipo en sus mochilas, más el peso de sus paracaídas, no fueron obstáculo para que ellos y ellas se alinearan dentro de las aeronaves atendiendo de inmediato la voz de mando de sus instructores, y saltaran al vacío con sus corazones palpitando a mil por hora, pero sus rostros en completa calma.

Como si fueran aves, estos hombres y mujeres desplegaron sus paracaídas vueltos alas, y con ellos surcaron durante minuto y medio el cielo de Santa Lucía, ante la mirada expectante de decenas de niños y adultos que se dieron cita para admirarlos.

Luchando contra las corrientes de aire y aferrándose a su capacitación y disciplina, los todavía muy jóvenes militares, la mayoría de ellos entre los 18 y 25 años de edad, se precipitaron finalmente al suelo sin mayores contratiempos, y listos para realizar otro nuevo salto.

"Si fue como volar, aún no tenemos las alas en el uniforme pero ya las traemos bien puestas; este ha sido de mis mejores saltos, fue cosa de vencer el nervio y el miedo y mejorar la técnica", dijo emocionada Elizabeth Salazar Cevallos.

"Estuvo fuerte, tuvimos aire, pero en el entrenamiento trabajamos mucho la resistencia sobre todo para la caída que es donde te puedes lesionar; nos enseñan que debemos hacer esto con decisión y no titubear, mantenerte siempre concentrado porque un error arriba es fatal", señaló la cabo Edith Candia Hernández.

Para Oscar Perez Rivera de 18 años de edad, la caída estuvo agitada: "mi paracaídas venía haciendo péndulos, me costó controlarlo por el viento, además de la tensión y la adrenalina, pero bueno ya llevo tres saltos y sólo me faltan dos para que me den mis alas como paracaidista de la Fuerza Aerea".

En entrevista con Notimex el Coronel Miguel Espinoza Buendía, Comandante del Primer Batallón de Paracaidistas, confirmó que tras el entrenamiento de cuatro semanas en tierra, los elementos deben cumplir con una semana más en la que realizan cinco saltos desde aeronaves en vuelo, para ser calificados como paracaidistas.

"Una vez que superan esta fase los elementos causan alta en la Brigada de Fusileros Paracaidistas y están listos para participar en las operaciones que se requieran según lo que ordene el alto mando", indicó.

Espinoza Buendía destacó que actualmente los fusileros paracaidistas se desempeñan en operativos contra el narcotráfico, en hechos de alto impacto, y en Plan DN III para la asistencia de población en zonas de desastre.

Cabe señalar que será este viernes cuando los 270 elementos adscritos al curso básico de paracaidismo, realizarán el quinto y último salto de su programa de capacitación, y el que les permitirá obtener el distintivo alado que se colocarán en la solapa, y que los identificará siempre como fusileros paracaidistas del Ejército mexicano.

Esta generación destaca por ser la primera en los últimos 22 años, que incluye personal femenino entre sus filas, y lo hace con 71 mujeres que cumplieron con todas las pruebas de admisión, tanto físicas como psicológicas.

NTX/AAM/GZP

0
comentarios
Ver comentarios