Los chilenos despiden a Rojas, que deja un legado "de amor y libertad", dice su hijo

Santiago de Chile, 26 abr (EFE).- Centenares de personas han acudido en Santiago al velatorio del poeta chileno Gonzalo Rojas, fallecido ayer a los 93 años de edad, que deja un legado de amor y libertad, según dijo hoy a Efe su hijo Gonzalo Rojas-May.

Hasta el Museo de Bellas Artes, emplazado en el centro de la capital, se acercaron hoy, entre otros, los dirigentes del Partido por la Democracia, en el que el poeta militó desde su fundación, según revelaron hoy tanto su hijo como la cúpula de esa formación.

El féretro con los restos de Rojas, Premio Cervantes 2003, fue trasladado en la tarde de este lunes desde la clínica en la que falleció hasta el céntrico museo de la capital, adonde el público podrá concurrir hasta este miércoles para dar su último adiós al escritor.

Mañana, el presidente chileno, Sebastián Piñera, encabezará una ceremonia que contará con la presencia del exmandatario socialista Ricardo Lagos, así como del pianista chileno Roberto Bravo y de numerosos escritores latinoamericanos.

Entre ellos figura el colombiano Juan Manuel Roca. "Estoy seguro de que mi padre estaría muy contento por el hecho de que haya aquí un escritor joven, que siempre fue su gran apuesta", aseguró hoy Gonzalo Rojas-May.

Para el hijo del escritor, galardonado con el Premio Nacional de Literatura 1992 y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 1992, "el regalo más grande" que ha dejado su padre es "la libertad y el amor, el amor por la libertad, la libertad en el amor".

El autor de poemarios como "La reniñez" y "La miseria del hombre" falleció este lunes tras permanecer dos meses gravemente enfermo a causa del infarto cerebral que sufrió el pasado 22 de febrero.

"Fueron meses difíciles para nosotros, pero al mismo tiempo estábamos bastante tranquilos, porque él estaba en un estadio de sopor profundo y sin dolor ni grandes molestias, entonces eso era tranquilizador, pero obviamente nos generaba tristeza", confió su hijo a Efe.

Sobre la forma en que, a sus 93 años, el poeta encaraba la muerte, Rojas-May asegura que "a él le parecía divertido".

"Siempre decía que era una gran ironía que hubiera que fallecer, pero yo creo que estaba bastante tranquilo. Él tenía un diálogo permanente con la muerte desde muy joven", recuerda.

Gonzalo Rojas-May también confirmó a Efe que su padre militó en el Partido por la Democracia desde que Ricardo Lagos fundó esta agrupación, en 1988, tal como desveló hoy su presidenta, Carolina Tohá, al participar en el velatorio del poeta.

"Fue un hombre de compromiso con el país, fue militante de nuestro partido, fue una persona que vivió los rigores de la dictadura y el exilio", ensalzó la también diputada.

Tohá subrayó que "Gonzalo Rojas ha acompañado a varias generaciones de chilenos con su poesía, con su amor a la vida, con su erotismo, con su energía, que duró hasta los últimos años".

La parlamentaria estuvo acompañada del diputado Pepe Auth, que llevaba en las manos una antología bilingüe de poesía de chilena que él mismo promovió cuando fue embajador de Chile en Suecia.

En ese libro está incluido el poema "Así te enterraron", que Gonzalo Rojas dedicó al fallecido presidente Salvador Allende, a cuyo Gobierno representó en los años 70 desempeñando cargos diplomáticos en China y en Cuba.

Tras la ceremonia que se celebrará mañana en Santiago, el cuerpo del escritor, nacido en 1917 en la localidad costera de Lebu, será trasladado a Chillán, la ciudad en la que residía, a 400 kilómetros al sur de la capital.

La catedral de Chillán acogerá el jueves una misa en honor al poeta, tras la cual sus restos serán sepultados en el cementerio municipal, tal como era su voluntad.

0
comentarios
Ver comentarios