Países de Unasur reducen desempleo al 7,9 por ciento, pero inequidad sigue pendiente

Santiago de Chile, 26 jul (EFE).- Los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) han logrado reducir la pobreza a los niveles más bajos desde 1990, el desempleo a una tasa del 7,9 % en 2010 e incluso una disminución de la desigualdad, aunque ésta sigue representando una gran tarea pendiente.

"Creo que es nuestra asignatura pendiente, unas inequidades sociales que no nos hemos podido quitar. Seguimos siendo la región más inequitativa del mundo", dijo hoy en Santiago de Chile la secretaria general de esa instancia política, María Emma Mejía.

Mejía asistió a la presentación de un documento elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y presentado por su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, que constituye una completa radiografía de los doce países miembros de la Unasur.

Ese organismo celebrará este jueves en Lima una cumbre que tendrá precisamente la inclusión social como una de sus líneas rectoras.

En conjunto, los países de la Unasur tienen 391 millones de habitantes, un 5,7 % de la población mundial, y su producto interior bruto (PIB), que aumentó un 6,4 % en 2010, representa el 5,9 % mundial.

En tanto, el PIB per cápita alcanzó en 2010 los 10.048 dólares por paridad de compra, con un rango de variación entre los 4.592 y los 15.854 dólares, frente a los 32.773 de la Zona Euro y a los 47.284 de Estados Unidos.

En Suramérica, según Bárcena, "la pobreza y la indigencia han disminuido notablemente" en los últimos años y, en 2009, llegaron a los niveles más bajos desde 1990, situándose en un 31,7 % y un 13,1 %, respectivamente, con un total de 120 millones de pobres.

"La pobreza extrema está más concentrada en Bolivia y Paraguay", donde afecta a más del 50 % de la población, resaltó Bárcena.

También mejoraron los índices de desempleo, con un nivel medio que pasó del 13,4 % en 2003 al 7,9 % en 2010.

"Y este año todavía va a tener una mejoría adicional", apostilló Bárcena, que atribuyó esa mejora no solo al crecimiento, sino también a las políticas para proteger el empleo.

Pero no solo se redujeron los niveles de pobreza, sino también de desigualdad.

En concreto, entre 1999 y 2009, el coeficiente de Gini para la Unasur se redujo un 9 %, lo que refleja, según Bárcena, que "esta región ha hecho esfuerzos realmente importantes por disminuir la desigualdad".

Sin embargo, "todavía sigue siendo Unasur, en comparación con África, Asia, Europa y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), la región más desigual", puntualizó.

A esa redistribución ha contribuido el aumento del gasto público social, que entre 1990 y 2009 se incrementó un 2,9 % respecto al PIB, con un gasto social medio por habitante de 698 dólares, aunque esa cifra esconde una gran disparidad entre países.

En tanto, Unasur tiene una carga tributaria del 22,9 % del PIB, una cifra "que se podría considerar baja si se compara con la OCDE, que es del 36,2 %, pero es alta si se compara con Centroamérica", apuntó Bárcena.

Para la responsable de la Cepal, el reto es lograr una "estructura más progresiva, menos sustentada en impuestos indirectos y más en impuestos directos", que permita disminuir la desigualdad y aumentar la formación bruta de capital.

En 2010, la inversión en la región alcanzó en 21,3 % del PIB, un porcentaje bajo en comparación con las demás economías en desarrollo.

Además, el comercio entre los países de la Unasur alcanzó en 2008 los 107.500 millones de dólares, lo que equivale al 20,5 % del total de las exportaciones al mundo en ese año, nivel inferior al 28 % observado en 1998.

La Unasur, cuyo tratado constitutivo entró en vigor el pasado marzo, está formada por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

0
comentarios
Ver comentarios