Aumenta desempleo juvenil en México

Según informes del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (Cilas) y del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el 40% de los jóvenes

México.- El desempleo se ha agudizado en sector de población de los jóvenes, particularmente entre quienes tienen 20 y 24 años y el segmento de quienes tienen mayor instrucción educativa.

 

A lo anterior se suma que el 40% de los jóvenes que laboran no gozan de prestaciones, según informes del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (Cilas) y del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dados a conocer por el diario La Jornada.

 

Las cifras indican que del volumen total de jóvenes en el país en edad de trabajar (más de 16 millones), millón y medio no encuentran empleo, y que cada año se suman más y más jóvenes a la población económicamente activa que no tiene un trabajo.

 

Es decir, más de 50% de los desempleados de todo el país son jóvenes. Tendencia que no es privativa de México, sino un problema mundial.

 

 “La experiencia de muchos jóvenes está marcada por la dificultad y escasez de oportunidades. Algunas estadísticas revelan lo problemático y difícil que resulta ser joven, al tiempo que muestran que los costos sociales y económicos para este sector de la población son muy altos. Baste decir que cada año un millón de jóvenes cumplen la edad para ingresar a lo que se llama la vida productiva; sin embargo, pese a los deseos que la mayoría de ellos tienen de incorporarse al mundo del trabajo, las posibilidades de acceder a un empleo de calidad son en realidad mínimas”, indica el análisis “Los jóvenes... ¿cuál futuro?”, del doctor Héctor Castillo Berthier, de la Unidad de Estudios sobre la Juventud del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

 

“Este problema afecta a todos los jóvenes, incluso a aquellos que se han preparado con estudios universitarios, lo que demuestra que la educación ha dejado de ser el instrumento de movilidad social que antaño la caracterizaba. Datos recientes señalan que de cada diez egresados universitarios, sólo siete encontrarán trabajo, y de estos últimos sólo cuatro lo harán en algún empleo relacionado con la profesión que eligieron”, indica.

 

El problema con los jóvenes se agrava porque este segmento de población está excluido de programas de salud preventiva, capacitación laboral, educación, empleo y vivienda.

 

En México, el promedio de escolaridad es apenas de 8.7 años; sólo 38% de la población joven ha concluido la educación básica, y 22% de los jóvenes que abandonan sus estudios lo hacen por falta de recursos.

 

El Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (Cilas) señala que las nuevas generaciones de trabajadores pade- cerán de la generalización del outsourcing, de la falta de contratación colectiva y del escamoteo de las prestaciones básicas.

0
comentarios
Ver comentarios