Lugo "no acepta ni descarta" la idea de promover su reelección

Asunción, 26 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, dijo hoy que "no acepta ni descarta" la idea de promover su reelección para un segundo mandato, vetada por la Constitución del país, como le ha pedido un sector minoritario del oficialismo.

"No acepto ni descarto. No es que Fernando Lugo se muera (por ser reelegido), pero debo respetar estas iniciativas que surgen", afirmó a periodistas el jefe de Estado tras un acto oficial realizado en el departamento de Guairá, centro sur del país.

Lugo se refirió así a una exhortación pública hecha en ese sentido el pasado 20 de abril por miembros de la agrupación minoritaria oficialista "Frente Guazú", en coincidencia con el tercer aniversario de su triunfo electoral.

"No acepto ni descarto (...), así como hay gente que quiere que me vaya, hay gente que quiere que me quede", manifestó el exobispo, cuya llegada al poder supuso la quiebra de una hegemonía política de mas de seis décadas del Partido Colorado (conservador).

"Lo más importante no es una reelección, lo más importante es que la APC continúe el proceso de cambio", refirió en alusión a la Alianza Patriótica para el Cambio, la plataforma electoral de amplia base ideológica que encabezó.

En 2009 y ante una idea lanzada por algunos de sus colaboradores, Lugo había rechazado enfáticamente de que tenga deseos de promover su reelección a través de una enmienda constitucional aunque destacó que la Carta Magna debía ser revisada.

La renovada idea de algunos líderes de los grupos minoritarios de izquierda que apoyan a Lugo es rechazada por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), de centroderecha, segunda fuerza electoral del país y soporte político del mandatario en el Congreso.

El PLRA quiere a uno de sus líderes al frente de la fórmula presidencial oficialista y este sábado hará una convención para decidir la forma en que lo elegirá con mira a los comicios generales de 2013.

El vicepresidente del país, Federico Franco, uno de los posibles precandidatos liberales a la Presidencia, reiteró hoy que "Lugo es un hombre de palabra" y recordó que ha afirmado que se retiraría a un monasterio cuando finalice su mandato.

Franco consideró, además, que ya no hay tiempo para articular una enmienda constitucional que permita de nuevo la reelección, figura que fue quitada de la actual Carta Magna, promulgada en 1992, en plena transición democrática tras el derrocamiento de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

0
comentarios
Ver comentarios