Urge justicia y desarrollo para mejorar el nivel de vida: Iglesia

* Aumento de problemas origina disminución en la cifra de migrantes

(Ampliación)

México, 31 Jul. (Notimex).- La Arquidiócesis Primada de México llamó a encontrar soluciones de justicia y desarrollo para enfrentar el desafío de la migración, que se ha reducido pero no por mejoras en el nivel de vida de la población.

En el editorial del semanario "Desde la fe" expuso que la crisis económica en Estados Unidos, el endurecimiento de la leyes migratorias y el aumento de la inseguridad en el camino se imponen sobre la pobreza y el desempleo que se padece en México y Centroamérica para que miles de personas decidan no migrar.

El arzobispado se refirió a los datos emitidos en días pasados por el Instituto Nacional de Migración y algunos medios de comunicación estadunidenses, que señalan que el número de migrantes que viajan a Estados Unidos ha disminuido hasta 70 por ciento en cuatro años.

En ese sentido enfatizó que dicha baja no es un indicador que haya de celebrarse, pues no se originan por una mejoría económica o social en Centroamérica o México sino en el surgimiento de otros problemas que afectan la disposición de los más pobres a viajar hacia territorio estadunidense en busca de mejores condiciones de vida.

La pobreza extrema, la falta de oportunidades de estudio o empleo, los trabajos mal pagados y las miles de injusticias no han desaparecido, pero los riesgos de migrar hacia la Unión Americana y la situación socioeconómica en esa nación se han agravado, hizo notar la editorial.

En este escenario, destacó el papel de la Iglesia Católica, organizaciones civiles y de derechos humanos que se han preocupado por brindar ayuda humanitaria a los migrantes, por medio de una red de albergues que no cesan de ser hostigados por criminales y algunas autoridades.

Al respecto el arzobispado recordó el avance por el sureste mexicano de los participantes de la caravana "Paso a paso hacia la paz", promovida por familiares de inmigrantes desaparecidos provenientes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y México.

Destacó también la figura del padre Alejandro Solalinde "por el nivel de su compromiso y la ayuda humanitaria que ofrece a los inmigrantes a través del albergue Hermanos en el camino", al igual que muchos otros albergues de religiosos y civiles a lo largo del país.

"Sí, ha descendido el número de inmigrantes, pero esto no significa que hayamos superado los problemas de fondo. Seguimos ante un desafío que nos cuestiona a todos y que, junto al admirable apoyo solidario, debemos encontrar soluciones de justicia y de desarrollo en todos los países involucrados", destacó la Arquidiócesis Primada.

NTX/GAS/ARS/YSL

0
comentarios
Ver comentarios