Ecuador sugiere una salida democrática, humanista y soberana al conflicto sirio

Quito, 25 feb (EFE).- El Gobierno de Ecuador dijo hoy que trabaja en una propuesta de solución democrática al conflicto en Siria que se base en el respeto a los derechos humanos y a su soberanía, y rechazó cualquier tipo de intervención extranjera.

Así lo anunció el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien en su habitual informe de los sábados propuso incluso la celebración de un "referendo aprobatorio o desaprobatorio" al régimen del presidente Bachar al Asad.

El problema de Siria "nos preocupa mucho" y éste no debe ser confundido con lo que pasó en su momento en Libia, dijo Correa, que también se opuso a la intervención militar que terminó con la caída y asesinato de Muamar el Gadafi.

Lo que pasa actualmente en Siria "son cosas muy, muy graves que hay que tomarlas con mucha responsabilidad", añadió el gobernante ecuatoriano, al expresar que este conflicto podría incluso desatar una nueva guerra mundial.

"Jamás nosotros apoyaremos violencia alguna, pero tampoco jamás apoyaremos intervenciones extranjeras por interés, como en Libia, que fue por el petróleo", añadió.

Indicó que la postura de su Gobierno es que "la solución" al conflicto en Siria "debe mantener tres características irrenunciables".

La primera, dijo, una "solución democrática", pese a que admitió que en este caso no se puede hablar de democracia, porque no es un sistema que se aplique en casi ningún país de Oriente Medio.

"Para el conflicto sirio puede haber una salida democrática, como un referendo aprobatorio o desaprobatorio del Gobierno; y eso es lo que va a impulsar Ecuador", subrayó Correa.

Una segunda condición, prosiguió, es que haya un "absoluto respeto a los derechos humanos" que, para Correa, tampoco se alcanza "dando armas del extranjero a los supuestos rebeldes sirios".

Con esas posiciones armamentistas, añadió el ecuatoriano, "probablemente logren sus objetivos (de) controlar Siria", pero generará más violencia y violaciones de los derechos humanos, apuntó.

La tercera condición que propone Ecuador es "que se respete la soberanía de Siria. Nosotros no apoyaremos ninguna intervención extranjera", recalcó Correa, tras insistir en que "ya hemos visto demasiada mentira, demasiada falsedad en estas cosas".

"Estamos trabajando en propuestas para una salida al problema sirio basado en estas tres condiciones" que son una "salida democrática", "respeto a los derechos humanos" y "respeto a la soberanía siria", resumió el gobernante ecuatoriano.

0
comentarios
Ver comentarios