La delegación de la Liga Árabe abandona Catar sin conseguir una respuesta de Siria

El Cairo, 31 oct (EFE).- La delegación de la Liga Árabe que trataba de solucionar en Doha la crisis siria abandonó hoy Catar sin conseguir respuesta por parte del régimen de Damasco a la hoja de ruta propuesta la víspera, informó la televisión catarí Al Yazira.

Los representantes de la organización panárabe intentaron en Doha impulsar el diálogo entre el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y la oposición, y esperaban obtener hoy una respuesta de Damasco a su iniciativa, que busca poner fin al conflicto que sacude el país desde hace meses.

La hoja de ruta, según dijo hoy el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, incluía retirar el equipamiento militar, poner fin inmediatamente a la violencia y "comenzar un diálogo entre el régimen y toda la oposición en El Cairo".

Por su parte, el ministro de Exteriores catarí, Hamad bin Yasem al Zani, que es también presidente de la comisión ministerial de la Liga Árabe encargada de buscar una solución a la crisis de Siria, pidió a Al Asad "no dar vueltas" a la iniciativa y tomar pasos tangibles para evitar "una gran tempestad" en la zona.

Hasta el momento se desconoce cuándo y cómo el régimen de Damasco va a responder a esta hoja de ruta árabe, después de que ayer pidiera un plazo de un día.

La comisión de la Liga Árabe está encabezada por Catar y compuesta por los ministros de Exteriores de Argelia, Egipto, Omán y Sudán, así como por Al Arabi.

Ayer, la citada comisión presentó en Doha una hoja de ruta para que Siria salga de la crisis política durante una reunión con una delegación encabezada el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem.

Este fracaso en las negociaciones se produce tan solo dos días antes de que la organización panárabe celebre una reunión extraordinaria en su sede de El Cairo para tratar este tema.

Está previsto que durante esta reunión, la comisión que ha visitado Doha informe sobre los resultados de sus esfuerzos para alcanzar una solución al conflicto.

El pasado 16 de octubre, la Liga Árabe decidió convocar al Gobierno sirio y a la oposición para que iniciaran un diálogo nacional en los quince días siguientes en El Cairo y bajo su supervisión, lo que ha sido rechazado por la oposición.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Al Asad, que han causado la muerte de unas 3.000 personas, entre ellas unos 187 menores, según las últimas cifras de la ONU.

0
comentarios
Ver comentarios