Bernanke expresa cautela y defiende la política expansiva de la Fed

Washington, 29 feb (EFE).- El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central), Ben Bernanke, reiteró hoy que la recuperación económica de EE.UU. seguirá a ritmo lento, pese a algunos datos positivos, y dijo que es necesario mantener la política monetaria expansiva.

"La recuperación en la economía de EE.UU. continúa, pero el ritmo de expansión ha sido desigual y modesto de acuerdo a los estándares históricos", explicó ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

Pese a los recientes datos "positivos" como la notable reducción en la tasa de desempleo hasta el 8,3 % y el repunte del gasto de los consumidores, que en EE.UU. representa casi el 70 % del producto interior bruto (PIB), Bernanke mantuvo su cautela típica.

"Una sostenida mejora en el mercado laboral es probable que requiera un mayor crecimiento en la demanda y producción final", explicó.

Además, subrayó que todavía se perciben "signos de debilidad", que frenarán el ritmo de expansión económica, especialmente en el sector inmobiliario y la escasa fluidez de crédito hacia los hogares como consecuencia de la crisis financiera.

Por tanto, defendió la expansiva política monetaria de la Fed, que anunció en enero que prevé mantener los tipos de interés de referencia entre el 0 % y el 0,25 % hasta finales de 2014, para apoyar la recuperación económica.

"Con la tasa de desempleo elevada y las perspectivas de inflación controladas, consideramos que seguir con la política monetaria altamente acomodaticia es consistente con nuestro doble mandato", indicó Bernanke.

Aunque reconoció que las últimas subidas de los precios del petróleo tendrán efectos temporales sobre la inflación, consideró que no generarán problemas a largo plazo y permanecerán por debajo del 2 % marcado como meta por el banco central de EE.UU.

"A la luz de las diferentes señales recibidas recientemente del mercado laboral y otros indicadores será especialmente importante evaluar las próximas informaciones para considerar el ritmo de crecimiento subyacente de la recuperación económica", señaló.

Por otro lado, valoró como "constructivas" las recientes medidas tomadas por las autoridades europeas para calmar las tensiones financieras pero señaló que aún queda mucho por hacer y esas medidas deben complementarse con políticas de estímulo.

"Se requerirán más pasos para impulsar el crecimiento y la competitividad en varios países (de Europa)", agregó Bernanke, quien asistió este fin de semana a la reunión ministerial del G-20 en México.

Los analistas esperaban en el discurso algún tipo de indicio sobre posibles nuevas medidas de estímulo, pero el presidente de la Fed descartó por el momento acciones en ese sentido y rebajó la efectividad de la política monetaria.

"La política monetaria no es una panacea. Puede ayudar a compensar fluctuaciones cíclicas y crisis financieras como la que hemos tenido, pero la salud a largo plazo de la economía depende mayoritariamente de las decisiones tomadas por el Congreso y la Administración", replicó ante las preguntas de los congresistas.

Entre los miembros del comité se encontraba el aspirante a candidato presidencial republicano, el tejano Ron Paul, que ha hecho campaña por abolir la Fed y ha criticado duramente su política expansiva.

La comparecencia de Bernanke coincidió con la divulgación de la última revisión de los datos de crecimiento de la economía de EE.UU., que aceleró su ritmo de crecimiento a un 3 % anual en el último trimestre de 2011, para cerrar el año en un 1,7 %.

0
comentarios
Ver comentarios