Cuba: Raúl Castro cumple cinco años en el poder

La Habana, 30 Jul (Notimex).- Raúl Castro cumplirá este domingo cinco años al frente del gobierno de Cuba, a cuyo régimen socialista de más de medio siglo intenta "actualizar" antes que la generación histórica de la Sierra Maestra abandone la escena pública.

El primer quinquenio de administración del menor de los Castro -su hermano estuvo 48 años en el poder- se cumplirá un día antes que la Asamblea Nacional (Parlamento) analice el programa de más de 300 reformas elaboradas con ese fin.

Los 313 lineamientos contenidos en el programa aprobado en abril pasado por el VI Congreso del gobernante Partido Comunista (PCC) buscan "salvar el socialismo" superando la mayor crisis sufrida en décadas por la isla de 11.2 millones de habitantes.

Raúl, un general de 80 años, asumió la Presidencia el 24 de febrero de 2008 después de un interinato desde el 31 de julio de 2006 tras anunciarse la grave enfermedad de Fidel Castro, quien pronunció su último discurso público el 26 de julio de ese año.

Con la demanda de más trabajo, disciplina y exigencia Castro, cobijado por la vieja guardia comunista y septuagenarios generales, ha realizado frecuentes cambios en el gabinete, en unos casos para sancionar deficiencias y en otros para combatir la corrupción.

En los últimos meses, su gobierno ha sancionado a fuertes penas de prisión a decenas de funcionarios de distinto rango, por aceptar sobornos de empresarios extranjeros en perjuicio de la economía nacional.

El programa de Raúl, sobre el cual se especula habrá nuevos anuncios el lunes, ha enfrentado la resistencia de grupos inmovilistas a través de soterradas trabas burocráticas que ha denunciado el mandatario.

Así quedó confirmado cuando, en una reciente reunión ampliada del Consejo de Ministros, Castro arremetió contra el desorden, el incumplimiento del programa de inversiones y la falta de planificación en áreas claves de la economía.

Los cambios incluyen la ampliación del sector privado y el despido inicial de unos 500 mil trabajadores estatales improductivos, mayor autonomía empresarial, entrega de tierras ociosas para producir alimentos y cese de subsidios.

El aumento de la producción de alimentos, en un país que importa 80 por ciento de los que consume, y el desarrollo del turismo internacional y la industria petrolera (con inversión extranjera) también forman parte del proyecto.

Los pequeños grupos disidentes de la isla, que con periodicidad presentan programas encaminados, según su óptica, a "salvar a Cuba del colapso", consideran tardíos, e irrealizables los cambios anunciados por los líderes cubanos.

"Al margen de los acuerdos del congreso (del PCC) hay resistencia a los cambios, pues existen muchos intereses y privilegios adquiridos tras décadas de desorden y derroche", dijo un académico que prefirió conservar anonimato.

El presidente describió en esa reunión un panorama en el que priman el desorden, incumplimientos, ilegalidades, falta de planificación y trabas burocráticas que afectan la agricultura, las inversiones, el transporte o el comercio.

Pese a ello, y como dijo el pasado 26 de julio el primer vicepresiente cubano, José Ramón Machado Ventura, se trabaja "sin prisa pero sin pausa" y ya han sido entregadas más de 325 mil licencias para el trabajo por cuenta propia (autoempleo).

También casi 150 mil productores privados recibieron tierras ociosas en usufructo y ahora esperan que se cumplan anuncios del Parlamento de que serán rebajados los elevados precios de los insumos que les venden en tiendas estatales para su faena.

NTX/FRC/DAS/

0
comentarios
Ver comentarios