España no espera que la cumbre de la UE aborde una relajación del déficit

Madrid, 29 feb (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá mañana a la cumbre de la UE en Bruselas con la intención de explicar las medidas que está adoptando para frenar el déficit, pero no espera que en esta cita se aborde una posible relajación del fijado este año para España.

Rajoy participará en la capital belga en la reunión del Consejo Europeo, al que acudirá con una "cartera llena de reformas estructurales" que están siendo objeto de un reconocimiento generalizado por parte de la Comisión Europea (CE) y de los países miembros.

Así lo han asegurado fuentes del Gobierno ante la cita de mañana, en la que han señalado que el jefe del Ejecutivo explicará que ya ha aprobado la reforma laboral que avanzó en el último Consejo Europeo y en breve aprobará el cuadro macroeconómico y el techo de gasto.

Todo ello antes de la aprobación el 30 de marzo de los presupuestos de 2012.

España no espera que en la cumbre de Bruselas se hable en ningún momento de la posibilidad de que se flexibilice el objetivo de déficit después de las nuevas previsiones económicas de la Comisión.

Lo que pretende el Gobierno es "ir quemando etapas" en un proceso continuo de explicación de sus medidas a los socios comunitarios y para que quede bien claro que todas ellas tienen como objetivo cumplir el pacto de estabilidad y crecimiento.

Por tanto, Rajoy no tiene intención de plantear mañana en Bruselas una relajación de las cifras de déficit, sino dejar bien claro que pone todo su empeño en conseguir el crecimiento económico y la creación de empleo y que con las decisiones que está adoptando se va a ir corrigiendo la desviación.

El Gobierno considera que España pude considerarse como uno de los países más avanzados en el cumplimiento de una norma que se van a autoimponer los socios comunitarios en la cumbre de Bruselas: la denominada regla de oro de la estabilidad.

Con ella se pretende que los países introduzcan en sus respectivos textos constitucionales el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, algo que España ya realizó al final de la pasada legislatura con acuerdo de PP y PSOE.

Rajoy aprovechará también sus intervenciones en la cumbre de la UE para defender la carta que firmó junto a otros once líderes comunitarios (entre los que no están los de Francia y Alemania) en apoyo del crecimiento.

Esa carta afirma que la actual crisis que afronta Europa es también "una crisis de crecimiento" y, aunque no rechaza la tarea "esencial" de poner en orden las finanzas nacionales, considera "necesario" modernizar la economía, aumentar la competitividad y corregir los desequilibrios macroeconómicos.

Antes de participar en la cumbre de la UE, Rajoy asistirá a la reunión que mantendrán en Bruselas los líderes del Partido Popular Europeo.

0
comentarios
Ver comentarios