Juan Pablo II, profeta cultural para el mundo: cardenal Ravasi

Por Andrés Beltramo Alvarez. Corresponsal

Ciudad del Vaticano, 25 Abr (Notimex).- Juan Pablo II fue un profeta cultural, un personaje que comprendió la importancia de la diversidad de los pueblos del mundo al momento de transmitir su mensaje, aseguró el cardenal Gianfranco Ravasi.

En entrevista con Notimex, el presidente del Pontificio Consejo de Cultura del Vaticano aseguró que, durante su pontificado, el Papa polaco advirtió la necesidad de "inculturar" los valores que predicaba a las tradiciones de los países que visitaba.

"El profeta no es quien adivina el futuro, como a menudo se sostiene, sino es quien interpreta a plenitud el presente, porque el profeta es quien habla en nombre de Dios y ante la asamblea, existe una profecía de Juan Pablo II al comunicar a estos horizontes", afirmó.

Según el cardenal Ravasi, Juan Pablo II introdujo "tres tipos de revoluciones culturales", la primera tuvo que ver con el lenguaje, tanto verbal (comunicación incisiva durante sus viajes por el mundo) como corporal, al final de su vida cuando no podía hablar.

"La segunda revolución fue la de haber propuesto los grandes temas cristianos, espirituales y religiosos a la atención de un horizonte inmenso de personas muy distintas entre ellas, creyentes y no creyentes, e incluso de otras religiones", explicó.

En la "tercera: se esforzó siempre para que estos valores fuesen transcritos en las culturas en las que estamos, el problema de la inculturación, él lo sintió mucho porque viajó en todo el mundo, quería que su mensaje fuese encarnado en todas las culturas", agregó.

Por otra parte, también en entrevista, la mexicana Leticia Soberón aseguró que la "teología del cuerpo" de Juan Pablo II fue un parte aguas que permitió al ser humano reconciliarse con su corporalidad, en una sociedad que promueve el uso de las persona como objetos.

La autora del libro "Perlas. Teología del cuerpo en Juan Pablo II" y oficial del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) dijo que con su propuesta Karol Wojtyla rescató a los cristianos de una visión negativa de la corporalidad.

"Mucha gente se siente presa de un enemigo (el cuerpo) y, en cambio, el Papa señala que con el cuerpo humano entró la santidad en el mundo, porque sólo el cuerpo es capaz de hacer visible lo invisible: el amor de dios", consideró.

Reconoció que, en su momento, no se comprendió el pensamiento de Wojtyla al respecto, y constató que actualmente millones de católicos desconocen este "vital mensaje", el cual sana los sufrimientos y devuelve la alegría de ser personas humanas.

"El gran público, tantas veces, se pierde en una visión empobrecida y mercantil de la persona reducida a cosa. Desconoce la inmensa, maravillosa dignidad del ser humano con su cuerpo, que fue rescatado por Cristo que es nada menos que Dios encarnado", sostuvo.

NTX/ABA/TVA/PAPA11

0
comentarios
Ver comentarios