IMEF revisa a la alza el pronóstico de crecimiento económico para México

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Fiananzas dijo que para este año el crecimiento económico pasará de 4.1 a 4.3 por ciento

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) revisó al alza su pronóstico de crecimiento para este año, de 4.1 a 4.3 por ciento, pues la economía mexicana presenta una evolución más favorable que la prevista.

El organismo explicó que este ajuste se basa en que la recuperación económica se consolida, la inflación se mantiene controlada, el tipo de cambio se ha revaluado, el precio del petróleo está por arriba de lo presupuestado, y altas reservas internacionales, entre otros.

Sin embargo, advirtió, también existen riesgos a nivel interno, como el problema de la inseguridad, que está afectando el clima de los negocios, convirtiéndose en un obstáculo para el crecimiento y la inversión.

El presidente nacional del IMEF, Enrique Flores Rodríguez, dijo que de acuerdo con la evolución reciente de la economía mexicana, el organismo mantiene en 3.9 por ciento su pronóstico para la inflación al cierre de 2011.

Para el tipo de cambio, ajustó su estimación de 12.25 a 12.19 pesos por dólar para el cierre del año, proyectó que las tasas de interés subirán de 4.50 a 4.63 por ciento, y que a lo largo del año se crearán 620 mil nuevos empleos, cifra superior a los 600 mil que prevía anteriormente.

Flores Rodríguez consideró importante preservar la disciplina fiscal que ha venido observándose en México, de tal forma que no exceda el déficit presupuestado para este año, en un rango de 1.5 y 2.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El vicepresidente de Relaciones con Medios de Comunicación del IMEF, Ernesto O'Farril Santoscoy, dijo que la evolución favorable de la economía se traducirá en un crecimiento mayor al cinco por ciento en el primer trimestre, con lo que se consolida la recuperación económica posterior a la recesión de 2008-2009.

Destacó que al cierre de marzo, la inflación anual se ubicó en 3.04 por ciento, dentro del rango establecido por el Banco de México para este año, de entre tres y cuatro por ciento anual, a pesar del alza de las gasolinas y las materias primas internacionales.

Señaló que el peso mexicano se ha revaluado contra el dólar en más de 5.5 por ciento en lo que va del año, y la mezcla mexicana de exportación se está vendiendo casi 50 dólares por arriba de lo presupuestado.

Además, las reservas internacionales de México superan los 123 mil millones de dólares y el financiamiento al sector privado está evolucionando positivamente, aunque como proporción del PIB es todavía modesto.

O'Farril Santoscoy precisó que aunque hacia adelante la economía mexicana puede mejorar aún más, también existen riesgos a nivel internacional, pues los altos precios del petróleo pueden frenar el crecimiento mundial, el de Estados Unidos y, en consecuencia, el de México.

Asimismo, los problemas que enfrentan diversas industrias de Japón tras el sismo y posterior tsunami, puede impactar al sector automotriz mexicano, y la falta de acuerdos para reducir el alto déficit fiscal de Estados Unidos también puede ser un riesgo para nuestro país.

A nivel interno, dijo, el clima de inseguridad en el país va en aumento, lo que empieza a ser un problema que limita la inversión y, por lo tanto, el desarrollo económico, 'consideramos que el Estado en su conjunto debe tomar medidas más drásticas, de mayor alcance para evitar este brote de inseguridad'.

Es preocupante, agregó, no sólo el crimen organizado, sino también otros fenómenos como las extorsiones o los secuestros, que se están generalizando en algunas ciudades, los cuales también deben atenderse.

Esta problemática demanda una acción del Estado en su conjunto, lo que incluye al gobierno federal, estados y municipios, así como la aprobación de la reforma de seguridad nacional que se discute en el Congreso.

Al respecto, el presidente nacional del IMEF coincidió que si hay impacto de la inseguridad en el clima de negocios del país, pues se están dejando de comprometer inversiones, incluso corredurías internacionales estiman entre 0.5 y 1.0 por ciento del PIB el impacto que tiene este problema en la economía.

Exhortó al Poder Legislativo algunas de las iniciativas de reformas económicas que se han presentado al Congreso, entre ellas la laboral, ya que los legisladores deben actuar con una visión de Estado para buscar el bienestar de la sociedad, más allá de los intereses de partidos.

Flores Rodríguez comentó que aunque recientemente ha habido una importante creación de empleos, éstos no tienen la calidad ideal y no han elevado el poder adquisitivo de la población, lo que se ha reflejado en un bajo crecimiento del consumo interno.

0
comentarios
Ver comentarios