Mujica y Fernández destacan el crecimiento de la integración uruguayo-argentina

Montevideo, 29 ago (EFE).- Los presidentes de Uruguay, José Mujica, y de Argentina, Cristina Fernández, destacaron hoy el crecimiento de la integración entre ambos países al reinstalar la conexión ferroviaria interrumpida hace casi tres décadas.

"Nunca antes en los últimos 50 años estuvimos tan cerca de Argentina", afirmó Mujica tras dejar restablecido el servicio.

El jefe de Estado afirmó que en el vecino país "es el único lugar del mundo donde los uruguayos no nos sentimos extranjeros".

"Por ello, cuando tenemos que rajar (huir) nos vamos para allá", destacó Mujica en referencia a los miles de uruguayos radicados en Argentina tras el golpe de Estado de 1973 o por motivos económicos.

Por su parte, la presidenta de Argentina dijo que ambos países "siguen apostando por la patria grande" en el proceso de integración y afirmó que "argentinos y uruguayos somos casi iguales".

Destacó que llegó a Salto en un tren denominado "De los pueblos libres" y recordó en su discurso a los héroes libertadores de Uruguay, José Gervasio Artigas, y Argentina, José de San Martín.

"Seguimos avanzando en el camino de la integración y la cooperación buscando lo mejor para nuestros pueblos", agregó la mandataria argentina.

El tren que trasladó a Fernández y su comitiva hasta la ciudad uruguaya de Salto, ubicada a 500 kilómetros al noroeste de Montevideo, tiene los colores celeste y blanco de ambas banderas.

Fernández viajó hasta Salto desde localidad argentina de Ayuí, acompañada por sus ministros de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman; Economía, Amado Boudou; Planificación, Julio de Vido, y Turismo, Enrique Meyer.

Además de Mujica, recibieron a la delegación argentina en la estación Midland el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori; el canciller Luis Almagro, otros varios ministros y el intendente del departamento de Salto, Germán Coutinho.

El nuevo servicio ferroviario unirá ambos países a través del puente sobre la represa binacional de Salto Grande, ubicada en el limítrofe río Uruguay.

La nueva línea ferroviaria partirá desde la estación argentina de Pilar y llegará hasta la ciudad uruguaya de Paso de los Toros, en departamento de Tacuarembó, recorriendo en total 813 kilómetros.

El trayecto prevé paradas en las localidades argentinas de Basavilvaso, Villaguay y Concordia, y en las uruguayas Salto, Paysandú y Paso de los Toros.

La línea ferroviaria comenzará a funcionar el 9 de septiembre con una frecuencia semanal y posteriormente se irá incrementando hasta cumplir un servicio diario durante la temporada de mayor afluencia de turistas.

Cientos de ciudadanos de a pie de ambos países participaron en la ceremonia que fue cerrada por la cantante argentina Adriana Varela al ritmo de tango.

Poco antes de la llegada de la delegación del vecino país los trabajadores de la Unión Ferroviaria del Uruguay realizaron un paro de seis horas en protesta por la marcha de las negociaciones para la reestructura de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE).

La protesta sindical no afectó la ceremonia.

Los Gobiernos de Argentina y Uruguay se enfrentaron durante varios años por la construcción en la margen uruguaya del río Uruguay de la planta de celulosa de UPM (ex-Botnia) que las autoridades de Buenos Aires estimaron que contaminaría el curso de agua y la región.

El enfrentamiento derivó en un largo juicio frente a la Corte Internacional de Justicia de La Haya y en el corte durante tres años y como forma de protesta del principal puente entre ambos países por parte de la Asamblea Ambiental de la ciudad argentina de Gualeguaychú.

El peor momento de las relaciones bilaterales fue entre los Gobiernos del expresidente uruguayo Tabaré Vázquez (2005-2010) y el ya fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007).

Con la llegada de Cristina Fernández de Kirchner al poder (2007) las relaciones comenzaron a mejorar y se normalizaron tras la asunción de Mujica el 1 de marzo de 2010.

Jorge Figueroa

0
comentarios
Ver comentarios