Crecimiento económico de El Salvador bajará a 1,4 por ciento por las lluvias, según Fun

San Salvador, 31 oct (EFE).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró hoy que el crecimiento económico del país bajará del 2,1 al 1,4 % este año, por el desastre que causaron las recientes lluvias, cuyos daños y pérdidas suman 840,4 millones de dólares, el 4 % del Producto Interior Bruto (PIB).

"El impacto del desastre en la pérdida del crecimiento económico" se refleja en "que estaba previsto en un 2,1 para este año y sólo será, según nuestras estimaciones, de 1,4 por ciento", dijo Funes en un informe ante el cuerpo diplomático en Casa Presidencial.

Esta pérdida significa "una caída de un tercio de lo que esperábamos antes" del temporal de lluvias que azotó a El Salvador y otros países de Centroamérica a mediados de octubre, apuntó.

Este es el segundo ajuste de la meta de crecimiento que hace este año El Salvador, pues en agosto lo bajó del 2,5 al 2 por ciento por el impacto de la crisis económica en Estados Unidos, según el Banco Central de Reserva y el Fondo Monetario Internacional.

Funes recordó que el martes, durante una cumbre centroamericana celebrada en El Salvador, adelantó un monto preliminar de daños y pérdidas en su país por 650 millones de dólares.

"Sin embargo, el informe que hoy presentamos eleva esa cifra inicial de 650 millones de dólares a 840 millones de dólares, lo que significa unos cuatro puntos del PIB", agregó.

El PIB de El Salvador fue de 21.795 millones de dólares en 2010, según datos del Banco Mundial.

Las pérdidas abarcan infraestructura (transporte, telecomunicaciones, agua potable, saneamiento y energía), vivienda, salud, educación, agricultura, ganadería, pesca, comercio, servicios, turismo y medio ambiente, detalló Funes.

El gobernante salvadoreño no precisó hoy cuánto requerirá su país para la reconstrucción, aunque el martes dijo que serían unos 1.500 millones de dólares.

Los presidentes de Centroamérica convocaron en la cumbre del martes un Grupo Consultivo de países y organismos cooperantes para plantear sus necesidades de ayuda para la reconstrucción, el 16 de diciembre próximo en San Salvador.

El mandatario salvadoreño reiteró que el temporal generó en su país "casi el doble del agua que dejó el huracán Mitch" en 1998, lo que "explica la magnitud inédita de daños y pérdidas, que tan poca repercusión tuvo en el mundo".

Funes, antiguo periodista de televisión, volvió a quejarse de que, "al no ser un huracán o una tormenta con nombre propio, como el que suele poner la comunidad de científicos internacionales, la prensa internacional no se ocupó de estas lluvias que, sin embargo, han afectado más de 300.000 personas en forma directa".

Además, el temporal causó 34 muertos, "casi 60.000 evacuados y anegaron al 10 por ciento del territorio nacional", añadió.

Las lluvias causaron más de un centenar de muertos, miles de damnificados y graves pérdidas en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Funes destacó la rapidez de la respuesta de su Gobierno, en particular de la Dirección de Protección Civil, ante el desastre.

"Hoy tenemos uno de los sistemas (de prevención) más desarrollados de América Latina", dado que, según informes internacionales, "El Salvador es el país más vulnerable del hemisferio", aseveró.

0
comentarios
Ver comentarios