El expresidente costarricense Rodríguez anuncia que apelará la sentencia

San José, 27 abr (EFE).- El expresidente de Costa Rica Miguel Ángel Rodríguez anunció que apelará la sentencia que lo condenó hoy a cinco años de prisión por el delito de corrupción agravada en una licitación de telefonía celular adjudicada a la firma francesa Alcatel en 2001, durante su mandato.

"El proceso se termina cuando se termina; esto no se ha terminado. ¿Tiene que seguir adelante el proceso? seguirá adelante. ¿Apelaremos? ¡apelaremos! iremos a casación", manifestó Rodríguez en una breve declaración a periodistas tras la lectura de su sentencia en un tribunal de San José.

Como ha afirmado desde 2004, cuando estalló el escándalo en su contra, el exgobernante (1998-2002) insistió en su total inocencia y reiteró que más bien ha sido víctima de diversas violaciones a sus derechos durante el proceso judicial.

Rodríguez ostentaba el puesto de secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando salieron a la luz pagos millonarios que hizo Alcatel a diversos funcionarios públicos a cambio de garantizarse la adjudicación de una millonaria licitación de telefonía móvil.

El exjefe de Estado volvió al país voluntariamente y fue arrestado. Pasó varios meses en prisión preventiva, luego bajo arresto domiciliario.

"Lo de hoy es simplemente un paso más en este camino", dijo Rodríguez, quien añadió que la sentencia leída hoy "no explica nada" sobre su culpabilidad.

Rodríguez fue absuelto de cuatro presuntos delitos de enriquecimiento ilícito por los que la Fiscalía también lo acusaba y había pedido siete años de prisión.

Además, fue inhabilitado para ejercer cualquier puesto en la función pública por un periodo de 12 años.

El expresidente se vio incriminado en el caso luego de que uno de sus asesores de confianza, José Antonio Lobo, afirmara que Rodríguez lo instigó para que aceptara una comisión de Alcatel de dos millones de dólares para asegurarse la licitación, de la cual el exmandatario pidió recibir el 60%.

El monto de la licitación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), monopolio de las telecomunicaciones en la época, que se adjudicó a Alcatel fue de 149 millones de dólares para la instalación de 400.000 líneas de telefonía celular en 2001.

0
comentarios
Ver comentarios