El déficit de España y los "cortafuegos" siembran la inquietud en la eurozona

Bruselas, 28 feb (EFE).- El importante desvío del déficit de España en 2011 y el debate subsiguiente sobre una eventual rebaja de los objetivos previstos para este año y la negativa de Alemania a reforzar en estos momentos los fondos de rescate de la zona del euro han vuelto a sembrar la inquietud en la eurozona.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha decidido que finalmente no habrá reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la zona del euro este viernes, ante la falta de un acuerdo con Berlín sobre una posible ampliación de los dos fondos de rescate de la eurozona de 500.000 a 750.000 millones de euros.

La zona euro espera solucionar esta cuestión en marzo, de forma que la decisión se tomará en otra reunión, posiblemente ministerial.

Pese a las presiones del G20, de la propia eurozona, de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que Europa aumente sus "cortafuegos", Alemania no cede en su postura.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, indicó en un artículo en el diario "El Universal" de México en la víspera del G20 que está en contra de un aumento de los fondos de rescate.

"¿Deberíamos ampliar aún más los cortafuegos? La respuesta es un rotundo no", dijo con el argumento de que no resolvería los problemas de la deuda y la competitividad que llevaron a los países a la situación actual, sino que desincentivaría a sus gobiernos a llevar a cabo la consolidación fiscal y las reformas necesarias.

Sin embargo, fuentes comunitarias señalaron hoy que Alemania está dispuesta a reforzar los cortafuegos, pero que quiere hacerlo según su calendario.

"No quieren hacerlo durante el canje de bonos (griegos) para que los mercados no piensen que hay un problema y para no dar la sensación de que un país necesita dinero", señalaron las fuentes.

El G20 decidió el fin de semana aplazar a abril la decisión sobre el aumento de los recursos del FMI, que había pedido en enero incrementar sus fondos en 500.000 millones de dólares, a la espera de que la eurozona decida reforzar primero sus propios cortafuegos.

El Eurogrupo extraordinario que se celebrará el jueves antes de la cumbre servirá para eliminar el obstáculo griego al reforzamiento de los cortafuegos, dado que analizará la marcha del canje de bonos y si Grecia ha cumplido las acciones previas exigidas para recibir los primeros desembolsos del segundo rescate.

La reunión también servirá para que el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, presente a sus homólogos un informe sobre el déficit del 8,51 % que registró España en 2011, un desvío dos puntos y medio mayor de lo previsto inicialmente (4,4 %).

La Comisión Europea rebajó hoy las expectativas de quienes esperaban en España una revisión inmediata del objetivo.

"Primero necesitamos la información completa del desvío durante 2011 y las razones del mismo, después necesitamos la información completa del proyecto presupuestario y de las medidas concretas de consolidación fiscal para este año", afirmó el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en el Parlamento Europeo.

Una fuente comunitaria reconoció hoy que España está realizando "una presión muy fuerte" para lograr una flexibilización del objetivo, pero insistió en que "se trata de un proceso" que no es negociable fuera del Eurogrupo.

Esta fuente admitió que la reducción del déficit español tal y como está planteado "es enorme", más aún cuando el país sufrirá una recesión este año, pero recordó que hace falta actuar con cuidado, ya que la Comisión ha sido muy dura con Grecia, Portugal, Irlanda, Bélgica o Hungría, por lo que no se pueden suavizar los objetivos de España u otros países sin un análisis detallado.

Si la UE acordara dar a España un respiro ya, apuntaron, "los mercados tendrían la impresión de que hay problemas ocultos".

0
comentarios
Ver comentarios