Causa controversia en Alemania cambio a horario de invierno

Por Olga Borobio. Corresponsal

Berlín, 29 Oct (Notimex).- Un nuevo debate se generará en Alemania cuando esta noche se atrasen los relojes una hora para pasar del horario de verano al de invierno, una medida que cada año causa protestas de sectores que la consideran perjudicial para la salud.

Pese a las protestas, algunos expertos argumentan que es una medida que permite ahorrar energía, además de que el cambio al horario de invierno es menos perjudicial porque significa dormir una hora más, mientras que el de verano resta una hora de sueño.

"Hay una diferencia entre éste y el cambio al horario de verano, y éste nos resulta más fácil", aseguró el profesor Jürgen Zulley, investigador del sueño de la Universidad de Regensburg.

El experto consideró que el cambio al horario de invierno es más facil de manejar, ya que basta con ir a dormir una hora más tarde y añadió que lo único que puede ocurrir es que la persona se sienta hambrienta o cansada durante los primeros días.

Sin embargo, otros piensan que la medida altera el biorritmo y que la hora más de sueño no tiene efectividad, porque al final, quienes están acostumbrados a despertarse temprano lo hacen antes y pasan las primeras horas de la mañana en estado de insomnio.

"Incluso aunque teóricamente se pueda dormir una hora más", muy poca gente lo consigue, asegura Alexander Blau, experto del centro de medicina del sueño en la Charité de Berlín.

"El reloj interno" señala al cuerpo la hora en la que comienza el día. "Por eso, estos cambios incluso pueden acortar las horas de sueño para los que se levantan temprano", aseguró el especialista en trastornos del sueño.

Además, esa alteración provoca cansancio, malestar y desgano, por lo que los expertos recomiendan incluso que la gente se vaya preparando los días antes al cambio durmiendo más de la cuenta.

Sin embargo, Zulley considera esas preocupaciones exageradas y dice que la gente se confunde y relaciona cosas que no tiene nada que ver. "Cuando uno se siente un poco cansado enseguida lo relaciona con el cambio de horario", añadió.

La preocupación por la salud es el principal argumento de Alemania, uno de los países más combativos con el cambio de horario, hasta el punto que en los días previos al mismo en los medios se publican sondeos entre la población sobre la medida y aparecen iniciativas para pedir incluso su abolición.

Uno de cada dos alemanes asegura tener trastornos del sueño durante los cambios de horario de verano a invierno y a la inversa, según una encuesta del instituto Forsa.

Casi la mitad de los más de mil encuestados afirmaron que les cuesta un par de días recuperar el ritmo normal de sueño, mientras otros dicen depender más del despertador o ser más dormilones, por lo que no les provoca problemas.

Algunos expertos recomiendan salir al aire libre para adaptar el biorritmo, que se mueve principalmente en función de la relación luz-oscuridad durante el día.

El investigador Blau recomienda pasear o salir a correr al aire libre para recuperar lo antes posible el ritmo interno.

Pero las soluciones no convencen a todos y algunos piden que el cambio de horario sea abolido, imitando el modelo de Rusia, el único país en Europa que no cambia la hora.

En todos los países de la Unión Europea se adoptó la medida a raíz del horario internacional introducido en octubre de 1884, bautizado entonces como "Greenwich Mean Time" y sustituido en 1972 por el horario coordinado UTC, que considera las irregularidades en la rotación terrestre.

NTX/OB/FHB/

0
comentarios
Ver comentarios